Abogados de separación

Abogados de separación matrimonial hay muchos, pero como nosotros, ninguno.

Nos esforzamos día a día por conseguir acuerdos para nuestros clientes gracias a la mediación familiar.

Cada caso es importante ya que entendemos que la separación cambia por completo la vida de una persona y es por ello que no se pueden tratar dos casos de la misma manera, sino que cada caso requiere el esfuerzo del abogado para adaptar el asesoramiento a las necesidades específicas de cada matrimonio.

En una separación matrimonial el abogado debe de ser prudente, mediador, accesible, dar confianza y sobre todo esforzarse por entender lo que necesita cada cliente para poder ofrecer las mejores soluciones legales.

Dentro de los procedimientos de derecho de familia el mayor número de expedientes son de divorcio pues es el procedimiento más habitual. El procedimiento de separación no es ni mejor ni peor que el de divorcio sino diferente.

El trámite legal y procesal básicamente es el mismo y lo que cambian son los efectos de una u otra declaración.

No es lo mismo separarse que divorciarse, pero no es que una cosa sea mejor o peor que la otra pues cada matrimonio debe de realizar aquel procedimiento que considere más adecuado y para poder llevarlo a cabo la primera premisa es estar asesorados y entender qué es cada uno de ellos.

La separación es el proceso por medio del cual un matrimonio deja paralizados los efectos de su matrimonio, dijéramos que se suspende el matrimonio, pero no se finaliza, sino que sigue vivo el vínculo matrimonial. Una persona separada podrá mantener su separación hasta el fallecimiento de uno de los cónyuges (momento en el que evidentemente el matrimonio termina), optar por el divorcio o en su caso, ojalá, por la separación matrimonial que tendrá efectos desde la primera y única fecha de matrimonio.

El divorcio es un proceso por medio del cual se disuelve el vínculo matrimonial, o lo que es lo mismo, el matrimonio finaliza.

La principal diferencia en la práctica de una persona separada o divorciada será que el separado no podrá volver a casarse (pues mantiene el matrimonio anterior, aunque esté separado) y el divorciado sí.

Muchas personas a pesar de ello se preguntan, entonces ¿me separo o me divorcio?, es una decisión muy personal. Desde nuestro punto de vista solemos recomendar el divorcio directo en los casos en los que la ruptura es definitiva, pues por estadística muchas separaciones acaban en divorcio, lo que supone que los cónyuges han tenido innecesariamente a dedicar el doble de su tiempo y dinero primero con la separación y después con el divorcio, lo que se suele decir que beneficia principalmente a los abogados.

Si la ruptura no está clara no existe ningún inconveniente en separarse de hecho, o lo que es lo mismo, darse un tiempo haciendo vidas separadas sin tramitar ningún procedimiento. Una vez que se sale de dudas y se aclara la situación matrimonial se podrá optar por la reconciliación y no tramitar ningún proceso o en su caso por el divorcio directo.

Abogados de separaciones en Madrid

Somos los abogados de separaciones de referencia de Madrid. Contamos con tres oficinas propias en la Comunidad de Madrid prestando nuestro servicio en toda España pero contando con nuestro principal volumen de tramitación en Madrid.

Los Juzgados de Madrid suelen ser eficientes, aunque como todo en la vida también existen algunos que no lo son tanto. El plazo medio de una separación matrimonial en un Juzgado de Madrid suele rondar entre los 2 y 3 meses. El trámite que sigue un procedimiento de separación es el mismo del divorcio express por lo que no se debe de pensar en ningún caso que una separación es más lenta que un divorcio.

El plazo y tramitación es exactamente la misma. Si es cierto que el procedimiento será diferente y suele ser más lento cuando existen hijos comunes menores de edad habida cuenta de que se tiene que recabar el informe favorable del Ministerio Fiscal.

Nuestros abogados tramitan procesos de separación y divorcio en todo Madrid, pero podemos destacar por rápidos y lentos en materia de familia los siguientes Juzgados:

  • Los más rápidos: Fuenlabrada, Leganés, Madrid Capital y Getafe.

  • Los más lentos: Arganda del Rey, Navalcarnero, Torrejón de Ardoz y Valdemoro.

No se puede generalizar pues cada caso es un mundo e incluso en Juzgados que normalmente son rápidos puede retrasarse al igual que en otros que son normalmente más lentos puede agilizarse. Influye mucho el funcionario que dentro de cada Juzgado sea asignado para la tramitación de cada procedimiento, sea como sea nuestro despacho de abogados siempre intenta resolver cada expediente de la manera más rápida posible.

.

abogados-separacion

Separación de bienes en notaria

La separación de bienes necesariamente se debe de realizar en Notaria. No se trata de una separación matrimonial sino un régimen económico matrimonial. El principal régimen económico matrimonial de España, en número, es el de sociedad de gananciales pero cada vez más la geste es más consciente de su capacidad de decisión respecto del mismo y está estableciendo cada vez más el de separación de bienes.

Por defecto el régimen matrimonial de un matrimonio otorgado en España (salvo Cataluña y otras regiones forales) es la sociedad de gananciales, por eso es el régimen mayoritario por ser el que te “ponen” por defecto cuando una persona se casa.

A pesar de ello es posible el cambio de régimen económica matrimonial y el recomendable desde el punto de vista de nuestro despacho de abogados es el de separación de bienes. ¿Por qué? Por mantener la separación matrimonial de los cónyuges.

Lo importante es que los cónyuges sean conscientes de que pueden realizar todos los cambios que consideren oportunos pues es un trámite sencillo y económico.

No tienen que gastarse dinero en abogados pues es suficiente la presencia de ambos cónyuges. En la Notaria el precio de otorgar capitulaciones matrimoniales puede suponer unos 80 euros.

Se pueden hacer tantos cambios de régimen matrimonial, pero es innecesario. Lo importante es entender qué supone cada tipo de régimen matrimonial y establecer de manera estable el que consideren que mejor se adecua a las circunstancias familiares. Se puede cambiar de régimen económico matrimonial en cualquier momento del matrimonio y con cada cambio se disuelve un régimen y comienza otro. Con la separación matrimonial o divorcio se disolverá el régimen económico matrimonial, cuestión diferente es que existan bienes comunes pendientes en régimen de copropiedad por tener separación de bienes o sociedad ganancial pendientes en su caso de liquidar.

Aún existe un poso y prejuicio en pensar que la separación de bienes se establece en matrimonios en los que no existe relación de confianza entre los cónyuges y realmente no tiene absolutamente nada que ver. Otorgar capitulaciones matrimoniales en Notaria para establecer el régimen económico matrimonial de separación de bienes es sólo una de las copiones, desde el punto de vista de nuestros abogados, la mejor que debería de normalizarse como el régimen económico matrimonial por defecto en España.

 
 

Separación de mutuo acuerdo ante notario

La mejor opción para una separación matrimonial en lo que se refiere a plazos es el proceso gestionando ante notario.La validez de una separación en notaria es la misma que la de una separación judicial.El principal requisito es que en el matrimonio no existan hijos comunes menores de edad o incapacitados. De existir, el proceso deberá de tramitarse en el Juzgado, ¿por qué? Por necesitar mayores garantías con la intervención del Ministerio Fiscal. Además debe de ser de mutuo acuerdo y haber confeccionado el oportuno convenio regulador.Tramitamos procedimientos de divorcio notarial en Madrid. También Leganés, Getafe, Móstoles, Navalcarnero, Coslada… etc etc.Puede consultarnos con toda confianza pues si en su matrimonio no existen hijos, será la mejor opción.La gente suele tener reparos o prejuicios por entender que tendrá menor validez que la separación o divorcio judicial. Nos suelen preguntar, pero ¿Cuándo interviene el juez?, ¿lo pasareis por el Juzgado verdad?, pues bien, no. El divorcio ante notario sólo se gestiona en la Notaria al igual que el divorcio ante Juzgado sólo se tramita en el Juzgado. En cada caso intervendrá un profesional, pero en ningún caso ambos simultáneamente.Tiene la misma validez y la principal ventaja de la separación ante Notario es el plazo que puede ser inmediato. Pueden tomar la decisión de separarse hoy y estar divorciados mañana, literalmente. Pueden entrar en la Notaria casados y salir divorciados con la escritura de separación en la mano y sin tener que hacer ningún tipo de gestión adicional.
abogados-de-separacion

Abogados para separaciones matrimoniales

Abogados para separaciones matrimoniales pueden haber muchos pero cada uno enfocará el derecho de familia desde su punto de vista.

Si desea saber cómo enfocamos nosotros el derecho de familia y entender mejor el derecho de familia pueden otra por informarse con nuestro libre “juntos o separados, pero felices”.

Se trata de un libro escrito por nuestro abogado titular en el que se intenta ofrecer un manual de matrimonio y de divorcio. Hacer una reflexión sobre la evolución familiar en España que hace que tengamos una sociedad principalmente divorcista.

Según las estadísticas, la mayoría de los matrimonios acabaran en divorcio lo cual es un verdadero despropósito ya que no existe estabilidad matrimonial.

Lo importante es que en un momento tan delicado como es la ruptura matrimonial se pueda contar con el asesoramiento de un abogado experto y especializado en separaciones matrimoniales para que nos pueda reconducir hacia la mejo de las opciones la amistosa.

Una quinta parte de los divorcios tramitados en España se tramitan por lo contencioso y hay que reducir dicho porcentaje ya que supone un mayor enfrentamiento, plazo y costes. En las separaciones matrimoniales con hijos de no saber gestionar adecuadamente la ruptura se puede estar poniendo en peligro la estabilidad de los menores y es especialmente importante contar con un despacho de abogados que sepa ayudarnos en la mediación de separación matrimonial.

Abogados de separaciones en Barcelona

En Barcelona contamos con un gran volumen de tramitación de procedimientos de separación matrimonial gracias al trabajo conjunto de nuestros abogados y procuradores. Estamos orgullosos de gestionar separaciones y divorcios en Barcelona y toda Cataluña desde hace más de 10 años y tener afianzada el sistema de tramitación procesal judicial más eficiente.

Los Juzgados de Barcelona son unos de lo más rápidos de España y en ellos conseguimos la gestión más eficiente.

Si está sopesando la posibilidad de divorciarse y alguno de los esposos está empadronado en Barcelona, o en Barcelona estuvo el último domicilio familiar, podrán optar por la separación express de la manera más eficiente posible.

Nuestro precio en procedimientos amistosos de mutuo acuerdo es de 100 euros por cónyuge en los procedimientos de un divorcio sin hijos y 150 euros en los procedimientos con hijos, todo incluido: Abogado, procurador e IVA.

Abogados para separación en Valencia

Nuestros abogados se ocupan de separaciones matrimoniales en Valencia de la manera más eficiente, de hecho, el origen de nuestro bufete tiene raíces valencianas. En general en toda la Comunidad Valenciana los Juzgados son muy eficientes en la tramitación de procedimientos de separación de familia.

El más ágil de ellos es el Juzgado de Valencia capital gracias a la ciudad de la justicia creada y que tiene un funcionamiento excepcional mucho más eficiente que la media de España.

Al igual que en los demás Juzgados de España existe saturación por la escasez de medios materiales y personales, pero una separación matrimonial express de mutuo acuerdo puede tener un plazo de tramitación de entre 1 y 2 meses de media según la experiencia de nuestros propios abogados lo cual es un verdadero lujo en comparación con los plazos que se barajan en otras zonas de España.

abogado-separacion

Abogado de separación en amistosa y contenciosa

Nuestros abogados defienden y condicionan deliberadamente el proceso de separación amistoso de mutuo acuerdo pues es el más ventajoso para los cónyuges tanto en plazo, coste como conflictividad.

También tramitamos procesos contenciosos, pero es una pena pues supone un enfrentamiento innecesario en el que normalmente pierden ambos cónyuges. La sentencia impuesta por un juez en el cauce de una separación matrimonial contenciosa siempre será peor que aquella que se podría haber acordado de mutuo acuerdo entre los cónyuges en el contexto de un procedimiento amistoso.

En muchos casos la diferencia de poder tramitar una separación amistosa de mutuo acuerdo o contenciosa sólo es el abogado que nos asesora y la actitud de las partes. En muchos casos sólo existen problemas de comunicación y mala gestión emocional de la ruptura.

Existe mucha reticencia a la separación cuando debería de ser algo más normalizado y de esa manera sería menos traumática.

No es que tengan que haber más separaciones, sino que debe de haber más amistosas que contenciosas por haber sabido gestionar adecuadamente la situación.

De hecho, con una actitud adecuada no sólo se puede lograr reconducir una separación por lo amistoso, sino que en muchos casos también prevenirla y salvar el matrimonio por lograr que sea satisfactorio y haga feliz a ambos cónyuges.

Lo que no se puede es pretender mantener a la fuerza un matrimonio negando la tramitación amistosa pues si uno de los cónyuges por desgracia se quiere separar, lo justo es que el otro se lo facilite.

Abogado para separación rápida y económica

Un abogado de separación no es un lujo sino una necesidad lo que hace que la gestión deba de ser necesariamente rápida y económica.

No podemos mantener plazos y costes que supongan un obstáculo para el acceso al divorcio o la separación de los matrimonios.

Toda persona debe de ser consciente no solo de que tiene el derecho teórico de separarse o divorciarse sino que puede llevarlo a la práctica.

Para poder llevarlo a la práctica el precio de la separación debe de ser económico y poder pagarse por parte de los ciudadanos y no sólo una parte de ellos, los qué más dinero tienen pues se pueden producir situaciones muy injustas en las que unos podrán separarse con abogado de confianza y otros no.

No es que la separación deba de ser barata como precio, sino que suponga que su valor es de calidad, pero el precio es económico para poder ser accesible.

El plazo de tramitación de un divorcio contencioso puede ser de 9 meses o un año en los Juzgados más lentos, evidentemente en esos términos una persona no puede acceder a un divorcio libre que satisfaga su separación matrimonial pues se trata de una necesidad inminente que requiere una solución rápida. No necesariamente debe de ser inmediata, pero al menos es un mes, dos o tres. Una separación rápida no quiere decir que se vaya a actuar con precipitación.

Es una pena que las personas no consideren que hace falta reflexionar demasiado al contraer matrimonio, pero en cambio al divorciarse sí.

Sólo existirá un matrimonio libre si la separación es accesible tanto en términos de precio económico como plazos rápidos y eficientes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 16 Promedio: 4.9)