Reducir pensión alimenticia de los hijos

¿Cómo se puede reducir una pensión alimenticia de un hijo?

¿Cómo se puede reducir una pensión alimenticia de los hijos establecida en la separación o divorcio?
Para poder reducir la pensión de alimentos de los hijos se debe de acreditar la existencia de un cambio sustancial de las circunstancias existentes y tenidas en cuenta en su momento para establecer la pensión de alimentos vigente. Por tanto los requisitos son que exista:
  • Cambio sustancial de las circunstancias que haga presente la reducción del importe de la pensión de alimentos. El más frecuente es la reducción de ingresos del padre o madre que paga la pensión de alimentos ya sea por haberse quedado sin ingresos o haberse reducido sustancialmente o aumentando sus deudas.
  • De dicho cambio de circunstancias sea permanente y estable en el tiempo, o lo que es lo mismo, que no se trate de una situación estrictamente temporal.
  • No provocado deliberadamente, pues de haberse posicionado el progenitor que pretende reducir el importe de la pensión alimenticia en un cambio intencionado, evidentemente no procederá la reducción.
Reducir pensión alimenticia de los hijos
Reducir de mutuo acuerdo pensión de alimentos

La vía es la de la modificación de medidas, pudiendo gestionarse tanto de mutuo acuerdo (mucho más sencillo, rápido y económico) como por lo contencioso y respecto de una sentencia de divorcio, separación matrimonial o guarda y custodia de hijos comunes no matrimoniales. Para reducir el importe de la pensión de alimentos debe de haber existido un cambio en las circunstancias familiares que lo hagan procedente. Por ejemplo:

  • Reducción de ingresos del obligado la pago de alimentos, o reducción de su liquidez por el aumento de los gastos y cargas.
  • Gran aumento de los ingresos del otro progenitor.
  • Reducción de las necesidades de los hijos.

Lo que se debe de hacer es tratar de cubrir las necesidades de los hijos de familias separadas y divorciadas, pues con independencia de la ruptura, la responsabilidad respecto de los hijos es la misma sin perjuicio de que esté regulada en una resolución judicial.

La intención no debe de ser reducir la pensión que percibe nuestro hijo, sino que en los casos en los que realmente hayan cambiado las circunstancias, tratar de modularlas para que afecte en la menor medida posible a nuestros hijos, pero de ser necesario, tratar en primer término de llegar a un acuerdo entre los progenitores.

De no ser posible el acuerdo y estimarse realmente procedente, no cabrá otra posibilidad que interponer una modificación de medidas contenciosa para reducir el importe de la pensión de alimentos, debiendo de recibir asesoramiento individualizado de un abogado a ser posible experto en derecho de familia y no descartando en ningún momento poder alcanzar un acuerdo.

Un proceso de modificación de medidas contencioso, ante la duda de si existe un cambio o no, se tiende a perder y mantener las medidas que estaban vigentes. De hecho existe un riesgo a tener en cuenta de que la desestimación total de las pretensiones suponga la imposición de costas procesales.

Además, deben de tener en cuenta que existe la posibilidad de solicitar abogado de oficio en ejercicio del derecho a justicia gratuita, eso sí, debe de cumplir una serie de requisitos económicos y patrimoniales.

¿Cuánto se puede reducir una pensión alimenticia?

Habrá que analizar caso por caso, lo ideal, reiteramos es reducir en caso de ser procedente la pensión alimenticia de manera amistosa y proporcional y acorde a las circunstancias.

Derecho de familia no son matemáticas y es por ello que se debe de analizar las circunstancias caso por caso.

La gran ventaja del proceso amistoso es que los propios progenitores tienen la capacidad de llegar a un punto de entendimiento respecto de la pensión alimenticia y demás medidas de los hijos comunes, sin perjuicio de que el juez lo apruebe por considerar que no es perjudicial y cuente con el visto bueno del Ministerio Fiscal de ser los hijos menores y con el consentimiento de los hijos de ser mayores pero dependientes económicamente.

Puede consultar de manera gratuita a nuestros abogados para resolver dudas y recibir los consejos específicos para su situación familiar.

Reducir pensión de alimentos de los niños
Reducir pensión alimenticia

Reducir pensión alimenticia hijo mayor de edad

El hecho de que un hijo pase a ser mayor de edad al cumplir los 18 años no supondrá que las necesidades del hijo sean mayores o menores y no procederá recudir la pensión alimenticia por le mero hecho de ser mayor de edad. En ocasiones las necesidades de los hijos aumentan y en ocasiones se reducen, pero no existe un criterio diferenciador entre las necesidades de un hijo mayor o menor de edad.

Lo que si que cambia al adquirir el hijo común la mayoría de edad es que deja de estar sometido al régimen de patria potestad, guarda y custodia y derecho de visitas.

La pensión de alimentos deberá de mantenerse hasta la independencia económica de cada hijo, sin perjuicio de las modulaciones que procedan realizar en cada momento en función de las necesidades del niño y las circunstancias familiares, principalmente ingresos y gastos de cada uno de los progenitores.

Rebaja de pensión alimenticia por nuevo hijo

El hecho de tener un nuevo hijo sí que supondrá una posible modulación de la pensión de alimentos de sus hijos anteriores, a pesar de lo cual, habrá que valorar en su conjunto todas las circunstancias familiares.

Habrá casos en los que tener nuevos hijos requerirá un aporte económico para estos nuevos niños que en especie o incluso reconocidos en una resolución de derecho de familia, supondrán que la capacidad económica del progenitor, padre o madre, que esté abonando pensión de alimentos por un hijos anterior, lógicamente se reduzca.

Teniendo menor capacidad económica y por tanto menor disponibilidad y liquidez, puede ser procedente una rebaja de la pensión alimenticia, pero deberá de ser proporcional a las circunstancias.

No por tener un nuevo hijo se suprimirá la pensión de alimentos de nuestros hijos anteriores, pues ello dependerá de la dependencia o independencia económica de estos, únicamente supondrá una modulación y en su caso reducción proporcional al cambio de circunstancias.

Reducción de pensión alimenticia por nuevo matrimonio

¿Qué pasa con la pensión alimenticia si me vuelvo a casar?
En principio nada, pues una decisión estrictamente voluntaria que lejos de reducir nuestra capacidad económica, por si misma lo que hace es dejar constancia de que compartimos nuestra vida y por tanto nuestro patrimonio con otra persona.
En ocasiones en las consultas de los despachos de abogados se pretende enfocar el nuevo matrimonio como una carga por tener que mantener a nuestra nueva mujer o nuevo marido que no tiene ingresos, pero no todo es dinero, pues también en su caso existe un beneficio de apoyo mutuo derivado de la convivencia marital.
Por ello, sin perjuicio de que una vez más reiteramos que cada caso es diferente y deberá de analizarse de manera individualizada, el hecho de contraer matrimonio no es per se un argumento que vaya a permitir una reducción de la pensión de alimentos de nuestros hijos anteriores.

¿Cuándo se deja de pasar la pensión a un hijo?

La pensión de alimentos de un hijos se deja de «pasar» como se suele decir coloquialmente, o como se dice en derecho, deja de existir obligación de pago de alimentos, cuando el hijo es independiente económicamente.

Habrá hijos que podrán adquirir la independencia económica a los 18 años y otros que no la tendrán a pesar de tener más de 30 años (como suele pasar por ejemplo si estudia medicina). Habrá que estar al desarrollo académico y profesional de cada hijo, de manera que los padres son responsables del pago de alimentos de los hijos hasta que disponen de capacidad económica de sustentarse a sí mismos de manera independiente.

De igual manera existe un derecho de abonar alimentos de hijos a padres si se giran las tornas y el día de mañana los padres se encuentran en situación de vulnerabilidad y los hijos están en disposición de poder ayudarles.

En ocasiones vienen a los despachos progenitores a preguntar si su hijo es independiente económicamente. En ocasiones el problema es la premisa de la que parte cada uno de ellos que es diferente siendo curioso como suele coincidir que el prog4nitor que deviene obligado al pago de alimentos tiende a considerar que es independiente antes el hijo y el otro progenitor después.

Hay que utilizar el sentido común y ante la duda beneficiar a los hijos, pues su calidad de vida futura dependerá de su correcta educación y formación y en ocasiones un divorcio mal gestionado puede perjudicar a los hijos gravemente.

Incluso en ocasiones los hijos ni estudian ni trabajan, como se suele llamar coloquialmente, «ninis«, de manera que si no aprovechan sus estudios y formación se puede extinguir la obligación de alimentos de sus padres a pesar de no ser realmente independientes, existiendo senda jurisprudencia que así lo atestigua, pero debiendo de analizar cada situación familiar de manera única e independiente.

¿Cómo se puede reducir una pensión alimenticia de un hijo? De mutuo acuerdo y buscando en todo momento una solución amistosa que a pesar de que pueda ser procedente por las circunstancias familiares, sea una opción adecuada para los hijos y lo más beneficiosa posible para ellos.
Con nuestros abogados, si lo desea,  podrán resolver dudas y realizar las propuestas que sean necesarias para intentar llegar a un acuerdo justo y razonable de modificación de medidas, de ser procedente y conveniente. Puede ampliar información en el enlace divorcio con hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.