Divorcio después de separación judicial

Divorcio después de la separación judicial:

En España a partir del año 2005 se permitió acudir al proceso de divorcio directamente sin necesidad de pasar por un proceso de separación previa. Además también se permitió el matrimonio y divorcio de personas del mismo sexo y se suprimió la necesidad de tener que justificar la petición de separación o divorcio con causa de divorcio.

Es por ello que en la actualidad la petición de divorcio es libre sin tener que dar explicaciones y se puede optar por el divorcio directo con el único requisito de iniciar el procedimiento 3 meses después de haber contraído el matrimonio.

Matrimonio separado pero no divorciado:

En España son muchos los matrimonios separados que no están divorciados por no haberse podido separar en su día o por haber optado en su momento por la separación y no por el divorcio.

Estos matrimonios se enfrentan a la disyuntiva de tres opciones:

  • Mantener la separación.
  • Divorciarse.
  • Reconciliase.

En la práctica, la gran diferencia entre un matrimonio separado y divorciado es que una persona separada no podrá volver a contraer matrimonio (pues aún está unida a su matrimonio que no está disuelto) mientras que una persona divorciada si (pues se ha disuelto su matrimonio anterior).

El motivo es evidente, una persona no puede mantener dos vínculos matrimoniales, sería bigamia que no es legal en España.

Divorciarme después de la separación por el paso del tiempo:

Una gran duda que es recurrente por parte de muchos clientes es si después de que hayan pasado muchos años después de estar separados, existe algún tipo de posibilidad de divorciarse por el paso del tiempo.

Pues bien, no existe en España el divorcio por el paso del tiempo, por falta de convivencia ni ninguna cuestión similar.

Es obvio que el matrimonio se disuelve por el fallecimiento de alguno de los esposos, pero el problema es que en muchos casos después de una separación matrimonial los cónyuges hacen su vida y dejan de tener contacto y es frecuente que no puedan divorciarse de mutuo acuerdo por no poder contactar con su esposo o esposa.

Es por ello que desde nuestro despacho de abogados cuando en un matrimonio los cónyuges se preguntan si deben de separarse o divorciarse, siempre repetimos lo mismo:

  • Lo mejor es el divorcio si han timado la decisión de terminar la relación matrimonial de manera definitiva.
  • Para el caso de que el matrimonio, como se suele decir, “se esté dando un tiempo”, la mejor opción es mantener el matrimonio con una ruptura y separación de hecho hasta que se confirme si optan por dejar o mantener la relación.
  • La separación matrimonial puede ser una buena opción para matrimonios que quieran hacer oficial su ruptura pero que no quieran disolver el vínculo matrimonial por algún motivo concreto.

Pero realmente la mayoría de los casos que optan por la separación acaban divorciándose más adelante, lo que supone un gasto, tiempo y trámites que en ocasiones no pueden ser amistoso, innecesarios.

La separación matrimonial y posterior divorcio principiante beneficia a los despachos de abogados que cobran dos procedimientos.

Divorcio después de separación judicial

Divorcio después de separación matrimonial. 

Estoy separado y quiero divorciarme.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.