Divorcio por familia política suegros y cuñados

Divorcio por familia política suegros y cuñados

Son muchos los divorcios provocados por la mala relación con la familia política siendo los principales protagonistas de las discordias y enfrentamientos los suegros y los cuñados.

En muchos casos cuando se celebra un matrimonio en vez de enfocar la nueva situación como algo positivo, una nueva unión familiar dentro de la familia de origen de cada uno de los cónyuges, se crean enfrentamientos entre la familia política y el marido o mujer de nuestro familiar.

  • Los protagonistas más frecuentes de dichos enfrentamientos son el suegro y la suegra que no termina de aceptar que su hijo o hija se ha casado y debe de tomar sus decisiones con autonomía con su cónyuge y no con sometimiento a su familia de origen.
  • También los típicos cuñados o cuñadas que tienden en España a compararse, opinar de todo y pretender saber de todo.

Todas las relaciones familiares son compatibles y enriquecedoras. En ocasiones la envidia y los malos entendidos familiares hacen que las riñas entre nuestra familia de origen y nuestra nueva pareja, marido o mujer tengan fricción y acaben chocando sin necesidad.

La sociedad parece que nos empuja atener una vida familiar estándar en la que tenemos que tener un noviazgo que nos lleve al matrimonio, comprar la casa familiar, tener hijos, tener el coche familiar, destacar por mantener un buen nivel de vida y ciertas costumbres como comer los domingos con las respectivas familias.

Todo esto es positivo si se quiere así, si nosotros somos los que lo decidimos, pero en ocasiones nos vamos dejando llevar por frases como:

  • “¿No te vas a casar?”
  • “¿Para cuando los niños?”
  • “Tendréis que compraros una casa juntos no?

Hay matrimonios que no están formados por dos cónyuges sino que tienen voz y voto una pluralidad de personas y familiares que hacen que sus intereses y decisiones condicionen el desarrollo familiar.

Divorcio por culpa de la familia política

Divorcio por culpa de la familia de mi pareja:

En ocasiones llega el divorcio por culpa de la tensión que se alcanza con la familia de mi pareja, no por existir un problema con la pareja en si misma fruto de la relación sentimental, sino por culpa de la familia política: Cuñado, cuñada, suegro, suegra… etc.

Se redacta directamente como culpa pues es la forma de hablar que se suele utilizar en estos casos, pero la palabra correcta es responsabilidad. No hay culpables sino responsables, no hay buenos ni malos ni vencedores y perdedores.

En un matrimonio dos personas deciden libremente casarse y pueden optar con la misma libertad por separarse o divorciarse.

El problema es que cada persona evoluciona de manera diferente como individualidad al igual que el matrimonio en su conjunto y recibe diversas influencias de las personas del entorno.

La causa de divorcio más frecuente que esgrimen las personas que se divorcian es la infidelidad, después los problemas de comunicación e incompatibilidad de caracteres y en tercer lugar, el divorcio a causa de la influencia negativa de las familias políticas: Padres y madres, suegros y suegras, cuñados y cuñadas, nueras, abuelos, abuelas, tíos y tías … etc etc.

Mi familia política me hace el vacío:

En ocasiones el problema es por sentir que mi familia política me hace el vacío y eso genera que no se pueda realizar una integración equilibrada.

Una familia debe de ser generosa y abrazar emocionalmente a cada nuevo miembro por el respeto de pasar a pertenecer a la familia por ser la persona elegida por alguno de los miembros de la familia.

Hay familias que hacen el vacío a las nuevas parejas, novios y novias, pero que después pretender participar activamente en el proceso de separación o divorcio.

Es como si no aceptarán que un niño o niña pase a la fase adulta y tome sus propias decisiones formando una nueva familia que a pesar de estar vinculada con las familias de origen ya cuenta con un espacio e independencia propia.

Hay parejas que acaban rechazando a una parte de la familia y relacionándose sólo con la otra. Esto puede suponer graves desequilibrios cuando tenemos hijos y estos se relacionan sólo con los abuelos y tíos de una familia y rechazan sin ningún motivo a la otra familia por haberse criado con una influencia negativa respecto de los mismos.

Familia política tóxica:

Hay muchas familias tóxicas que crean hábitos familiares poco saludables.

En el propio concepto de familia se deben de presuponer sentimientos de cariño, generosidad y amor. En cambio hay familias que se tratan justamente al revés con crueldad, egoísmo y ocio.

Hay personas tóxicas en general que pueden estar en cualquier tipo de relación: Familiar, amistad, amor, profesional.. etc etc.

Pero una de las relaciones tóxicas más típicas es la que se crea entre la pareja de una persona y su familia política. De hecho no tiene que existir sólo una persona tóxica a nuestro alrededor que complica todo mientras que nosotros en todo momento mostramos un comportamiento ejemplar y adecuado.

En muchos casos cuando la relación se tuerce se torna insufrible para ambas partes que se encasillan en posturas enfrentadas teniendo a ver normal lo que hace uno mismo y una barbaridad lo que hace la otra persona.

Eso es lo que ocurre en muchos casos en los que la relación se va degradando progresivamente olvidando qué ha originado una relación tan mala y traumática pero ambas partes se enzarzan en una bilateral relación tóxica y destructiva.

Cuando tu pareja no quiere estar con tu familia

En ocasiones no es que nuestra pareja haga la vida imposible la vida a nuestra pareja sino que es nuestra pareja la que no quiere estar con la familia.

Esto puede suponer un problema a medio plazo.

Una cosa es no querer ver a la familia de la pareja y otra rechazarla y faltarle el respeto. La diferencia de una actitud a otra en ocasiones es muy fina y lo que estamos haciendo en definitiva es complicar la vida a nuestra pareja y ponerla entre la espada y la pared.

Es cierto que una relación debe de ser de dos y no permitir injerencias indebidas de familias y demás personas. Pero si queremos a nuestra pareja, debemos de tratar de facilitarle la vida y es por ello que salvo que exista una causa realmente justificada, lo normal es cuanto menos tolerar a la familia de nuestra pareja por consideración.

Elegir entre tu familia y tu pareja:

Si se nos hace elegir entre familia y pareja, sea cual sea nuestra decisión, existirán muchas posibilidades de que la situación acabe mal. De entre las distintas opciones que tenemos cuando se nos hace elegir por incompatibilidad entre familia y pareja tenemos las siguientes opciones:

Elegir a nuestra pareja:

Es una opción que da prioridad a la nueva familia que se crea con nuestra pareja por encima de la relación de familia que se venía teniendo con nuestros padres y demás familiares. Tenemos que vivir por nosotros mismos y equivocarnos si hace falta en las decisiones y personas fon con las que compartimos nuestra vida.

Elegir nuestra familia:

Es una opción que da prioridad a nuestra familia de origen y no a la persona que decidimos elegir en nuestra vida para comenzar un proyecto común. Elegir a nuestra familia por encima de nuestra pareja nos hace correr el riesgo de entrar en la dinámica de que sintamos que siempre vamos a seguir tomando esa decisión con cualquier otra pareja que tampoco le sea de agrado a nuestra familia.

Intentar mantener ambas relaciones:

Como se suele decir, en ocasiones no se puede quedar bien con todo el mundo. Intentar mantener ambas relaciones si son mínimamente compatibles puede ser viable, pero de no ser compatibles a medio plazo sólo estaremos alargando el momento en el que tengamos que tomar una decisión o en su caso llegue de forma más traumática al someter a las relaciones a más presión de la que pueden aguantar.

Dejar a las dos:

En casos muy extremos sí es la mejor opción, pero debemos de tratar de apostar por mantener la relación con nuestros seres queridos.

Desde nuestro punto de vista debemos de buscar opciones intermedias razonables, pero nosotros consideramos que de verse en la necesidad de tomar una decisión para quedarse con uno y excluir el otro, lo mejor tal vez sea quedarse con la parte que no nos este forzando ni condicionando a elegir.

Divorcio por responsabilidad de la familia política

4 comentarios en “Divorcio por familia política suegros y cuñados”

  1. No aguanto a mi suegra porque se mete en todo y llevo desde antes de casarme sin llevarme bien con ella y la situación ha ido a peor ya que los cuñados, hermanos de mi mujer también están tomando partido y me siento arrinconado en mi matrimonio. Me faltan al respeto y mi mujer no hace nada, no aguanto más y quiero pedir el divorcio express de mutuo acuerdo pero querría hablarlo solo con mi mujer porque ella seguro que quiere que vaya a las citas del abogado del divorcio mi suegra y no sé si puedo evitarlo y negar que mis suegros vayan a las consultas y formen parte de la negociación de la separación. Estoy desesperado por favor dígame algo lo antes posible

  2. Buenos días:
    Sentimos su delicada situación. Cuando la relación con la familia política es tan complicada y tiene tan claro que se quiere divorciar lo mejor es hacerlo a tiempo de que la situación vaya a más y tratar de llegar a un mutuo acuerdo.
    En la mediación de un divorcio o separación de mutuo acuerdo lo normal es que participen sólo los dos cónyuges, sin perjuicio de que cada uno después hable y consulte con sus familiares, amigos y seres queridos.
    En ocasiones nos ha pasado que un tercero quería participar activamente en la mediación, normalmente eso ha supuesto que todo se complique si viene con la intención de que la regulación beneficie a su acompañado y no establecer unas medidas justas par ambos de divorcio amistoso.
    La mediación del divorcio es estrictamente voluntaria. Nadie está obligado a participar en la propuesta de divorcio de mutuo acuerdo del otro cónyuge, eso sí, si no es posible el entendimiento, está abierta la vía contenciosa.
    Es correcto que usted proponga a su mujer mediación y divorcio amistoso.
    Su mujer puede optar por no aceptar la propuesta, aceptarla para ir sola o proponer a su vez ir a la mediación pero acompaña de tu suegra, suegro, cuñada, cuñado… etc.
    En ese caso es usted es el que debe de valorar si aceptar que intervengan, o no.
    Nosotros podemos mediar para proponer un divorcio lo más sano posible a la otra parte gratis sin compromiso de contratación. El hecho de que sus suegros y familia política le hayan complicado su vida matrimonial debe de ser un hecho que le motive a poder divorciarse cuanto antes y en los mejores términos para todos para precisamente dejar de tener ese sometimiento.
    Muchas gracias y mucho ánimo.
    Contestación web a la publicación: Divorcio por familia política, suegros y cuñados.

  3. Buenas noches, yo necesito divorciarme por problema con mis suegros que discuten constantemente con mis padres hasta el punto de que se han denunciado después de una agresión de mi suegro a mi padre que tenemos juicio penal pendiente, tenemos dos niños y quiero el divorcio que con mi marido fatal. que vale un divorcio con hijos amistoso? me podían mandar la información a mi correo o un acceso a la información. Gracias

  4. Buenas tardes:

    Puede acceder a la información en el siguiente enlace: Divorcio con hijos.

    El precio en nuestro despacho de abogados de un divorcio con hijos menores es de 150 euros pro cónyuge incluyendo abogado, procurador e IVA.

    Al existir en problema y conflicto que nos indica entre las familias políticas lo que hay que hacer es reconducir en la medida de lo posible la situación a la normalidad en beneficio de todos pues además de sus respectivos padres y suegros son los abuelos de los niños y hay que tratar de mediar para evitar cualquier conflicto especialmente si supone un drama que directa o indirectamente afecte o pueda afectar a los niños.

    Cuenten con nuestros abogados para tratar de ayudarle, mucho ánimo un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.