Miedo al divorcio

¿Por qué tenemos tanto miedo al divorcio?

Aún existe un tabú y prejuicio respecto de las relaciones familiares presuponiendo que si se mantiene un matrimonio somos felices y de divorciarnos se trata de un fracaso.

Evidentemente el divorcio no es algo positivo, pero tampoco tiene que tener un matiz negativo pues simplemente se trata de un proceso que en ocasiones es necesario.

Ojalá pudiéramos mantener nuestro matrimonio por siempre como se dice en la celebración religiosa “hasta que la muerte nos separe”. Pero ante la posibilidad de que alguno de los esposos deje de querer mantener el matrimonio tenemos que tener la posibilidad accesible de divorciarnos.

El divorcio no tiene que provocarnos miedo, miedo existiría de no poder divorciarnos y tener que aguantar un matrimonio indeseado o  si el divorcio dependiera de alguna decisión ajena a los miembros del matrimonio.

El hecho de que el matrimonio y el divorcio se perfeccione por iniciativa de los esposos debe de suponer una tranquilidad para los cónyuges. Existe una diferencia esencial, el matrimonio requiere la voluntad y consentimiento concurrente de ambos miembros mientras que el divorcio se lleva a efecto con la mera petición de uno sin que el otro pueda oponerse.

¿Por qué para el matrimonio es necesario el consentimiento de ambos y en el divorcio basta con la petición de uno? Por el ejercicio de la libertad para contraer matrimonio que debe de ser necesariamente de ambos y en el divorcio sólo de uno pues no se pueden obligar a mantener a una persona en un matrimonio que ya no quiere.

Se ha luchado mucho en España hasta conseguir el derecho al divorcio de manera efectiva de manera que no hay que enfocar el divorcio con miedo o temor sino con orgullo pues es el fruto de la conquista de derechos de nuestra sociedad.

El ejercicio de los derechos ya son cuestiones diferentes pues se trata de derechos individuales en los que ahora si se respeta la intimidad de las personas pues en ni en el matrimonio ni en el divorcio los intervinientes deben de dar explicaciones en relación a los motivos que les llevan a tomar cada decisión.

Matrimonio y divorcio con libertad.

Divorcio sin miedo

Temor al divorcio:

Es tan malo no darle importancia al divorcio como darle una importancia en exceso, no hay que tener temor al divorcio.

El divorcio como ya hemos dicho al igual que el matrimonio es estrictamente voluntario.

Es cierto que cuando nuestro cónyuge nos pide el divorcio para nosotros no es algo querido ni deseado, pero debemos de respetar el deseo de nuestro cónyuge y no tener temor al divorcio o la separación matrimonial sino tratar de mantener un matrimonio deseado por ambos esposos.

Temor nos puede provocar cada decisión de nuestra vida y más aún el divorcio o separación por la incertidumbre y miedo que puede provocar el cambio de vida en muchos casos desde la zona de confort del matrimonio al salto al vacío que en muchos casos nos enfrentamos con la ruptura por el cambio de vida.

Cada decisión de nuestra vida puede suponer el temor a que no sea como pretendemos, pero es curioso que se suela pensar en el momento del divorcio pero en cambio en rara ocasión se piensa en el momento de contraer el matrimonio.

Parece que una persona que se divorcia tiende a pensar que se puede equivocar pero no ocurre lo mismo en el momento del matrimonio y también es un momento en el que las personas nos podemos equivocar.

Por ello la vida es un camino de constantes decisiones en las que lo más importante es que sea libres y que estén lo menos condicionadas que sea posible.

Nosotros desde el punto de vista legal podemos orientarle en cuanto a las consecuencias legales, derechos y obligaciones jurídicas pero la decisión y las cuestiones emocionales  le corresponde al cliente y en su caso a otros profesionales que se encargan de la parte sentimental.

No hay que tener temor ni miedo al divorcio y tampoco al matrimonio pues en muchos casos cuando vivimos un matrimonio con miedo dicho temor acaba provocando el divorcio por la inseguridad que se deriva del vínculo matrimonial.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 10 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.