Mis hijos me tratan mal me supera y me lleva al límite

Cuando los hijos tratan mal a su madre o su padre la situación puede superar lo soportable y llevar al límite.

En un divorcio con hijos hay que destensar la relación entre progenitores, que deben unirse en beneficio de los niños.

La educación debe de ser la que presida las relaciones paternofiliales. Primar el interés de los hijos por encima de los individuales de los padres y madres.

Mi hijo me desquicia

Cuando un hijo desquicia a un padre o madre existirá una relación disfuncional. Cada situación tendrá un origen, unas posibilidades y de entre ellas una mejor opción para solucionar y mejorar la relación.

Es normal que existan fricciones entre padres e hijos, pero no se deben de superar ciertas líneas rojas. Debemos de transmitir tranquilidad y quietud a nuestros hijos, pero debemos de dedicarle el tiempo y ejemplo correcto.

Cuando un hijo te hace sufrir

Cuando un hijo te hace sufrir hay que entender que el vínculo más especial para bien, pero también doloroso cuando la situación se tuerce, es la de madres y padres con hijos.

Cuando hace sufrir un hijo a uno de sus progenitores no es que los motivos sean especialmente grave, sino que somos especialmente vulnerables por la especial relación entre padres e hijos que hace que nos afecte mucho más pues los sentimientos y emociones se magnifican y están a flor de piel.

Problemas con los hijos
Mis hijos me tratan mal me supera

Cuando un hijo te desprecia

Cuando un hijo desprecia a una madre o a un padre se produce una situación antinatural que hay que tratar de superar de manera asertiva.

El desprecio de un hijo es muy doloroso. Pero no debemos de considerar que se trata de una situación consciente o con vocación de permanencia, pues en muchos casos son cuestiones puntuales que se derivan de la infancia o adolescencia de los niños.

Abogado especialista en Derecho de Familia. Titular del bufete Abogados Cebrián & Asociados. Premio Nacional de Ley en Derecho de Familia 2020. Colegiado del ICAM 85.585.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *