Pensión alimenticia de hijos menores y mayores

Pensión de alimentos de los hijos

Pensión de alimentos de los hijos
En primer lugar, hay que aclarar que la pensión alimenticia es para los hijos y no para los padres, que es algo que a veces lleva a confusión.

Obligación y responsabilidad de pensión de alimentos
Prensión alimenticia

En ocasiones se puede limitar, pero desde mi punto de vista suele ser un gran e injusto error.

En custodias compartidas no suele establecerse pensión de alimentos al cubrir cada uno de los progenitores las necesidades de los hijos en sus periodos de custodia equivalentes, y si se establece se suelen acordar cantidades iguales entre ambos progenitores o moduladas en función de los ingresos y posibilidades de los padres y destinadas a cubrir los gastos básicos de los menores.

Lo normal y tradicional es que la pensión de alimentos se establezca en custodias monoparentales en la que el progenitor custodio cubre en especie las necesidades principales del hijo (alimentación, suministros, ropa…) y el progenitor no custodio entrega una determinada cantidad de dinero.

¿Qué se tiene en cuenta para fijar la pensión de alimentos?

  • En primer lugar, las necesidades del hijo, que normalmente son ordinarias. Se podría valorar las necesidades especiales de un hijo para establecer una pensión de alimentos mayor.
  • En segundo lugar, la capacidad económica del progenitor que abona la pensión de alimentos.
  • En tercer lugar, la situación económica del progenitor que administra la pensión de alimentos

¿Cómo puedo saber qué pensión sería aplicable a mi caso concreto?

En la práctica actualmente el mínimo que se suele establecer es a partir de 150 euros.

Existe un único sistema oficial en España que, a pesar de ser orientativo, cada vez es tenido más en cuenta por operadores jurídicos y es el Sistema de Cálculo del Consejo General del Poder General.

Se trata de una aplicación informática inmediata a la que puede acceder gratuitamente por internet y realizar tantos cálculos como considere oportuno.

No tiene en cuenta algunas cuestiones importantes como son las posibles necesidades especiales de los hijos, deudas o necesidades habitacionales.
Le pensión de alimentos es indisponible e incompensable. O, lo que es lo mismo, al no pertenecer a los padres sino a los hijos, los progenitores no pueden mercadear con ella como si les perteneciera.

¿Qué incluye la pensión de alimentos?

Para saber qué incluye la pensión de alimentos en nuestro caso concreto debemos consultar nuestro convenio regulador o sentencia.

Pensión alimenticia de hijos menores y mayores
Pensión de alimentos

De no existir resolución judicial no tenemos ningún tipo de obligación concreta de manera que ambos progenitores son responsables y tienen la obligación de cubrir las necesidades de los hijos de manera indistinta y solidaria, lo que a veces supone grandes problemas en casos de progenitores mal avenidos.
En estos casos especialmente es muy importante establecer una regulación que garantice los términos concretos en los que en defecto de acuerdo deberán de cubrir cada progenitor las necesidades de los hijos.
Como norma general, la pensión de alimentos incluye los conceptos de alimentación, vestuario, higiene y educación, pues se trata de las necesidades ordinarias y comunes de todos los niños.

A pesar de ello, en lo que se refiere a los gastos de educación ha existido una evolución jurisprudencialmente que establece que los gastos de educación deben abonarse de manera independiente a la pensión ordinaria de alimentos. Este ha sido un gran debate dentro del sector de derecho de familia.
En un procedimiento amistoso se pueden hacer las diferenciaciones y especificaciones que ambos progenitores consideren oportunas, como es frecuente realizar con gastos de educación y gastos extraordinarios; pudiendo acordar y delimitar el concepto para que se abonen por los progenitores por mitades (o en cualquier otra proporción) con independencia a la pensión ordinaria.

En la aplicación informática de cálculo de pensión de alimentos del Consejo General del Poder Judicial se especifica en un botón situado en la parte superior derecha que en el cálculo no se ha tenido en cuenta los gastos de educación ni otros habitacionales (hipoteca, alquiler, IBI), necesidades especiales ni gastos extraordinarios.
Estos gastos deberán de valorarse de manera independiente.

Derecho de familia y pensión de alimentos
Alimentación de los hijos

Este descontrol crea grandes discordias entre las partes que en función de lo que más les interesa suelen defender el establecimiento de una pensión de alimentos que incluya o excluya conceptos o que se establezca en una cantidad mayor o menor.

Realmente se puede modular —aunque es imposible hacerlo de manera exacta pues las necesidades del hijo y las circunstancias de las familias fluctúan con el tiempo— una pensión de alimentos que incluya la educación, los gastos extraordinarios actuales y demás gastos ordinarios más alta que otra que en cambio establezca el pago independiente por mitades entre ambos progenitores, o la proporción que consideren oportuna.

No es una cuestión pacífica, pues realmente el gasto de educación es variable y el hecho de que se pueda incluir en una pensión de alimentos fija va a suponer que si los gastos de educación son menores a los previstos se enriquezca injustamente el progenitor custodio y que si los gastos de educación son mayores a los previstos se beneficie injustamente el progenitor no custodio al abonar una cantidad menor a la real.

Los defensores de una pensión que incluya educación tienen razón en que supone menos lio y es más cómodo, en el sentido de que no hay que estar pendiente de las facturas y reparto del pago.

Recomendación pensión de alimentos de separaciones y divorcios:

Desde mi despacho recomendamos siempre que sea posible que en el convenio regulador de mutuo acuerdo se establezca de manera independiente por mitades el pago de los gastos básicos de educación (salvo grandes diferencias de ingresos de las partes que se podría establecer en otras proporciones) pues de esa manera se facilita que los hijos estudien.

De esta forma cualquiera de los progenitores pueden adelantar la totalidad del gasto para reclamar a la otra parte la cantidad que corresponda.

De lo contrario un progenitor custodio con una limitada capacidad económica puede tener serias dificultades para costear los gastos de educación.

Para un padre o madre debería ser una de las grandes prioridades en la vida reforzar y garantizar que su hijo puede formarse y recibir la mejor y más completa educación posible.

Pensión de alimentos es un derecho y una obligación
Obligaciones pensión de alimentos

En lo que se refiere a los gastos médicos y farmacéuticos no cubiertos por la Seguridad Social o Mutualidades a las que pudieran estar adscritos lo progenitores, deben ser abonados por los progenitores por mitades (aunque nuevamente es posible establecer una proporción diferente).

En el caso de los gastos extraordinarios no necesarios como pueden ser actividades, extraescolares, se requiere el acuerdo de ambos progenitores.

No solo se debe estar de acuerdo con la realización de un determinado gasto o actividad sino expresamente con que se concierte de una manera concreta.
Por ejemplo, si los progenitores quieren apuntar a su hijo a música deberán estar de acuerdo no solo en la actividad sino también en el centro y demás detalles.

Es tan malo pecar de exceso como de defecto. Hay niños que no van a ninguna actividad extraescolar por intransigencia de sus padres y otros que acaban yendo a varias actividades innecesarias y que tal vez no son las que quieren hacer.

Tuve un caso en el que el niño durante un año se le apunto a dos instrumentos musicales diferentes en horarios caóticos por empecinamiento de los padres sin tener en cuenta que el niño no quería ninguno de ellos, sino que quería apuntarse realmente a fútbol como sus compañeros de clase. Que además era más económico, con mejor horario y en un lugar más cercano y cómodo para ambos progenitores.
El Ministerio Fiscal intervendrá en los procedimientos con menores velando por la protección de estos. Muchos padres tienen temor al pensar que les van a preguntar o requerir ciertas cuestiones, pero en la práctica en un procedimiento amistoso.

Como norma general el Juzgado se limita a revisar la regulación establecida en el convenio regulador sin llegar a saber realmente cuál es la realidad familiar de cada caso. Sería imposible dado el volumen de trabajo de los Juzgados y sus propias limitaciones de medios personales y materiales.

Pensión de alimentos para niños de padres separados o divorciados
Cuidados de los hijos

Los padres no empiezan a tener derechos y obligaciones a partir de la resolución de su separación o divorcio, sino que los tienen desde el nacimiento de su hijo y cuando se regulan en una resolución judicial, se delimitan, pero en verdad siguen siendo los mismos padres, madres e hijos.

Lo único que cambia es que tienen un recurso de resolución de controversias familiares que es el convenio regulador.

Se presupone la diligencia de los padres y los profesionales para establecer un convenio regulador que proteja adecuadamente a los hijos y también el sentido común de las familias para llevarlo a buen término teniendo a su disposición la posibilidad de ejecutar en el Juzgado aquellos extremos que consideren que no se están cumpliendo, así como la posibilidad de solicitar un cambio de medidas si así lo consideran procedente.

¿Hay que pagar pensión de alimentos en el mes de verano?

El pago de la pensión de alimentos debe realizarse una vez al mes los doce meses del año.
Es recurrente que los clientes nos pregunten si tienen que pagar la pensión en el mes de verano en el que el niño está con ellos y, por tanto, son ellos los que satisfacen sus gastos.

La respuesta es que sí, se trata de una pensión fija calculada en prorrata de los gastos del menor con independencia de que en unos meses haya más o menos gastos.

Actualización de la pensión de alimentos conforme IPC.

Hay que aplicar el criterio establecido en la regulación que normalmente es el IPC publicado por el INE.

Es lógico, pues al igual que se actualizan los precios de las necesidades que se satisfacen con la pensión de alimentos, deberá modularse la cantidad abonada en concepto de pensión alimenticia.

En derecho de familia, el derecho a la reclamación de deudas de pensión de alimentos queda sin efecto pasados cinco años, por lo que se deberá tener en cuenta tanto para la pensión de alimentos, como para las hipotéticas subidas de IPC y los gastos extras.

Evidentemente, al igual que respecto a todo lo demás, los cónyuges pueden acordar algo diferente en relación con el efectivo cumplimiento de las obligaciones, pero se debe tener en cuenta que el impago de la pensión de alimentos puede llegar a constituir delito.

Delito de impago de pensión de alimentos.

El impago de dos mensualidades seguidas o cuatro no consecutivas de la pensión de alimentos podrá constituir delito que lleve aparejado penas de prisión.

Por ello, es muy importante ser consciente de la trascendencia que tiene el establecimiento y en su caso pago total, parcial o impago de la misma.

Además, cualquier impago podrá ser reclamado por vía de ejecución civil. De ambos procesos serán tratados en la parte final del libro.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.