Sustracción de niños hijos menores por parte de padre o padre

Sustracción de menores en España artículo 225 bis código penal

Sustracción de menores en España

El delito de sustracción de menores en España se regula en el artículo 225 bus del Código Penal y puede llevar aparejada una pena de prisión de 2 a 4 años e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad de 4 a 10 años.

Por tanto, en el caso de condena, la pena sería a partir de 2 años, lo que en la práctica supone que si la pena de prisión supera los 2 años (o el condenado tenga una condena suspendida) no se podrá suspender la pena de cárcel y por tanto se cumpliría, lo cual supone un delito grave, no siendo para menos, pues la conducta típica que condena es gravísima.

En el caso de que no exista resolución de familia, no existirá delito si uno de los progenitores se traslada o retiene a los menores. Eso sí, de existir resolución judicial el traslado o retención de los menores podrá constituir el delito de sustracción de menores.

Información sustracción de menores en España
Artículo 225 bis Código Penal

Artículo 225 bis Código Penal

1. El progenitor que sin causa justificada para ello sustrajere a su hijo menor será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años.

2. A los efectos de este artículo, se considera sustracción:

1.º El traslado de una persona menor de edad de su lugar de residencia habitual sin consentimiento del otro progenitor o de las personas o instituciones a las cuales estuviese confiada su guarda o custodia.

2.º La retención de una persona menor de edad incumpliendo gravemente el deber establecido por resolución judicial o administrativa.

3. Cuando el menor sea trasladado fuera de España o fuese exigida alguna condición para su restitución la pena señalada en el apartado 1 se impondrá en su mitad superior.

4. Cuando el sustractor haya comunicado el lugar de estancia al otro progenitor o a quien corresponda legalmente su cuidado dentro de las veinticuatro horas siguientes a la sustracción con el compromiso de devolución inmediata que efectivamente lleve a cabo, o la ausencia no hubiere sido superior a dicho plazo de veinticuatro horas, quedará exento de pena.

Si la restitución la hiciere, sin la comunicación a que se refiere el párrafo anterior, dentro de los quince días siguientes a la sustracción, le será impuesta la pena de prisión de seis meses a dos años.

Estos plazos se computarán desde la fecha de la denuncia de la sustracción.

5. Las penas señaladas en este artículo se impondrán igualmente a los ascendientes del menor y a los parientes del progenitor hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que incurran en las conductas anteriormente descritas.

Sustracción de niños hijos menores por parte de padre o padre
Sustracción de menores

Opinión, valoración y conclusión del delito de sustracción de menores

Cada vez existe mayor visibilidad y conciencia social respecto de las sustracciones parentales de hijos menores de edad. Una familia puede separarse, pero lo que no debe de ocurrir nunca es llegar a situaciones límite como son las de incumplir una resolución judicial y llevarse y retener a un hijo en contra de la voluntad del otro progenitor, padre o madre.

Opinión de sustracción de menores

La opinión de la sociedad está dividida pues en ocasiones el argumento del progenitor que protagoniza la sustracción es el de actuar por alguna justificación, normalmente para según su valoración y criterio, pretender proteger a los niños.

Es muy importante tener en cuenta que de no existir resolución, no habrá incumplimiento y por tanto el comportamiento penalmente será impune.

Nuestra opinión es que no hay que criminalizar el derecho de familia, debemos de normalizar las separaciones pues en ellas se separan los padres, pero no deben de separarse los padres de los hijos.

Consecuencias de la sustracción de menores

Por ello no debemos de tomarnos la justicia por nuestra cuenta y lo que debemos es de proteger a nuestro hijo tanto en la vida real como en el aspecto jurídico, con el procedimiento legal que corresponda, pero sin tomarnos la justicia por nuestra mano.

De hecho, la conducta de sustracción de menores puede acarrear la imposición de penas muy graves.

El caso más mediático al respecto en España es el de Juana Rivas que acabo con una pena de prisión de 5 años (2,5 años por hijo) y una inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad de 6 años (más una indemnización civil de 30.000 euros).

Conclusión para la prevención de sustracción de menores

Nuestra conclusión y recomendación es que cuando existe una tensión familiar se trate de atajar a tiempo, sin que se permita que lleguen a producirse situaciones límite. Si necesita ayuda profesional búsquela a tiempo para tratar en primer término de prevenir extrajudicialmente y de no ser posible, en función de la gravedad de las circunstancias familiares, tratar de prevenirlo por vía judicial.

Sustracción de hijos menores en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.