Tabúes y prejuicios del divorcio

Tabúes y prejuicios del divorcio:

¿Existen aún tabúes y prejuicios en materia de divorcios y derecho de familia?

Pueden haber opiniones variopintos, pero desde nuestro punto de vista aún existe gran tabú y reparo de hablar con naturalidad del divorcio. De hecho, con las Divorcionetas hemos abierto un debate nacional e internacional para superar los tabúes y los prejuicios del divorcio.

Realmente el tabú no es el divorcio pues realmente en España está generalizado el hablar con cierta banalidad del divorcio ajeno, lo que es un tabú es nuestro propio divorcio y sobre todo nuestro matrimonio. En España podemos hablar de la vida privada de los demás, opinamos y tomamos partidos con críticas y la famosa frase de “yo eso no lo hubiera hecho así”.

Vivimos en un país en el que no debemos de engañarnos, los programas sensacionalistas y con contenidos de la prensa del corazón son los más exitosos pues es lo que gusta actualmente a la sociedad.

En cambio contrasta mucho cuando realmente cualquier persona habla de nuestro matrimonio, de nuestras decisiones, de lo que aguantamos o dejamos de aguantar… etc etc. Realmente no es un tabú el divorcio en si mismo, el tabú es cuando en vez de hablar de los demás se habla de uno mismo.

Tenemos prejuicios y no valoramos igual lo nuestro que lo de los demás. Parece que vemos muy claro lo que deben de hacer los demás pero en cambio tenemos una hipersensibilidad cuando lo sentimos en nuestras carnes.

No podemos ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. Debemos de superar los tabúes y prejuicios del matrimonio y del divorcio dejando que cada uno tome sus propias decisiones y desarrolle su propia vida.

Divorcio sin tabúes

El matrimonio no supone un buen o mal cambio de vida sino un proceso necesario que no debe de suponer ningún matiz ni connotación positiva o negativa.

¿Es mejor o peor estar casados que solteros?

¿Es mejor estar separados o divorciados que casados?

Pues evidentemente no, es indiferente. Lo importante es poder ejercitar nuestros derechos con la mayor libertad posible sin que los tabúes o prejuicios de la sociedad nos empujen a tomar decisiones influenciadas o condicionadas.

Es por ello que abogamos por el divorcio al alcance de todos y tratamos de concienciar a las personas de lo importante que es la información en cualquier momento de una relación sentimental, con el nombre, estado civil y como se suele decir ahora “etiqueta” que le queramos poner.

Por ello lo importante es la libertad y la conciencia y accesibilidad suficiente como para poder tomar las decisiones acertadas sin que hagamos lo que los demás esperan de nosotros, lo que les agrada o evitar aquello que está mal visto o supone un rechazo social.

Libertad efectiva sin que nadie pueda permitirse el lujo de opinar positiva o negativamente de un estado civil.

Tabús y prejuicios del divorcio.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.