Tipo de divorcios

Tipos de demanda de divorcio y separación

Tipos de demanda de divorcio y separación en España.

¿Qué tipos de demanda de divorcio existe en España?

Básicamente dos, de mutuo acuerdo y contencioso.

De ser necesario, lo deseable es la tramitación de mutuo acuerdo pues, comparativamente, respecto de la demanda de divorcio contencioso son todo ventajas.

  • En primer lugar, el proceso amistoso es más rápido.
  • En segundo lugar, el proceso de mutuo acuerdo es más barato, en nuestro despacho de abogados una décima parte.
  • En tercer lugar y lo más importante, es más simple y menos conflictivo. Se trata de un mero proceso de presentación, ratificación y homologación judicial de un convenio regulador amistoso previamente acordado entre las partes.

Dentro de los dos tipos de demandas de divorcio express que existe en España, siempre será recomendable la amistosa, debiendo de relegar los procesos contenciosos a aquellos casos excepcionales que por algún motivo impida el entendimiento conyugal.

En España, aproximadamente 4 de cada 5 divorcios son amistosos, cerca de un 80%. Por tanto, uno de cada 5 son divorcios contenciosos, alrededor de un 20%.

Demandas de divorcio y separación, tipos
Tipos de demanda de divorcio express

Tipo de demanda de divorcio contencioso:

En el caso del divorcio contencioso se trata de una demanda del tipo verbal, de funcionamiento complejo, pues existe trámite de inicio con la demanda de la parte demandante, continua con la contestación a la demanda de la parte demandada, sigue con la celebración de juicio y finaliza con la notificación de sentencia y posible recurso de apelación de las partes.

A continuación analizaremos las cuatro principales fases de este tipo de proceso de manera sintética y desde un punto de vista práctico:

Presentación de la demanda de divorcio contenciosa:

El tipo de proceso de divorcio contencioso se inicia con la presentación de la demanda por la representación procesal de la parte demandante, siendo necesario abogado y procurador.

Puede intervenir abogado y procurador de oficio, o privado de confianza.

Esta demanda deberá de ir acompañada de la documentación necesaria tanto para la admisión de la misma como la acreditación de los hechos, fundamentos de derecho, peticiones y posibles hechos controvertidos del proceso.

El cónyuge demandante para que sea admitido su escrito de demanda de divorcio contencioso (al igual que deberá de hacer el demandado respecto de la contestación a la demanda del divorcio contencioso) deberá de otorgar el correspondiente poder de representación del procurador, pudiendo ser judicial (apud acta) o notarial.

Contestación a la demanda de divorcio contenciosa:

La parte demandada, en el momento que reciba el escrito de demanda, tendrá un plazo de 20 días hábiles para contestar con abogado y procurador.

Se trata por tanto de días hábiles, no siendo computados los fines de semana y festivos en el municipio al que pertenezca el Juzgado en el que se tramite el proceso.

Si la parte demandada tiene intención de solicitar abogado de oficio, será necesario que la petición se realice en los tres días siguientes a la recepción de la demanda, pues de lo contrario, no se suspenderá el plazo de tramitación.

Una vez contestada la demanda en plazo se dará por personada la parte demandada, o en su defecto, si opta por no contestar o contesta pasado el plazo referido, se le declarará en situación de rebeldía procesal.

Celebración del juicio de divorcio contencioso:

El juicio de divorcio contencioso sería complejo de estudiar y poder sintetizar procesalmente, por ello nos centraremos en las cuestiones básicas prácticas.

En el juicio de divorcio los abogados se ratificarán en su petición, o en su defecto formularan nuevas peticiones. Después se solicitará la prueba de cada una de las partes y el juez la admitirá o inadmitirá. Después se procederá a la práctica de la misma.

La prueba documental se reproduce, pero el interrogatorio de las partes, los testigos y peritos que hayan sido solicitados y aceptados por el juez serán practicados por ese orden:

Interrogatorio de los cónyuges:

Primer el interrogatorio del demandado por parte del abogado de la parte demandante, teniendo segundo turno de preguntas el propio abogado del demandado. Después será el turno de el interrogatorio de la parte demandante, comenzará con las preguntas del abogado de la parte demandada, teniendo igualmente un segundo turno de preguntas el propio abogado del demandante.

Hemos de aclarar que los cónyuges intervendrán únicamente si su interrogatorio es solicitado ya sea por el Ministerio Fiscal o el abogado de la parte contraria (en ocasiones en la práctica el juez lo realiza de oficio preguntando aquello que considera conveniente para dirigir y entender el pleito).

En el caso de que no se solicite el interrogatorio por parte del Ministerio Fiscal y el abogado contrario, nuestro propio abogado no podrá pedir nuestro intervención, lo que puede suponer que si no se solicita la intervención de alguno de los cónyuges, se quede como un mero espectador de su propio juicio.

Testigos:

Primero se practicarán las testificales solicitadas y admitidas por la parte demandante, una vez practicas las de la parte demandada. Los testigos esperan fuera de la sala de vistas y por tanto no conocen el desarrollo del juicio y antes de su intervención, el juez les apercibe de su obligación de decir la verdad.

Peritos:

En derecho de familia los peritos más frecuentes son los psicólogos y trabajadores sociales que han efectuado el informe psicosocial. También pueden existir peritos de cualquier otro tipo, como tasadores, calígrafos… etc etc, pero no son frecuentes estos últimos.

Conclusiones:

No en todos los procesos de divorcio existe trámite de conclusiones.

El trámite de conclusiones es el momento en el que los letrados de cada una de las partes valora la práctica de la prueba y se reafirma en sus peticiones para que los autos, como se suele decir, queden vistos para sentencia.

De intervenir el Ministerio Fiscal por existir hijos menores o incapacitados, dará lugar a que el Fiscal formule sus propias conclusiones.

Sentencia y recurso de divorcio contencioso:

La sentencia debe de notificarse, según marca la ley, en el plazo de 20 días hábiles desde que quedan los autos vistos para sentencia.

Por desgracia no siempre es posible dar cumplimiento a dicho plazo, pero el motivo no es que el Juzgado sea lento o trabaje mal, el motivo suele ser la saturación de los mismos por falta de medios por parte de la Administración.

Una vez notificada la sentencia, existirá un plazo de 20 días para que cualquiera de las partes personadas pueda interponer recurso de apelación, para lo que será necesario abogado y procurador.

En el caso de que exista justicia gratuita no será necesario constituir depósito, pero de no ser así, el apelante deberá de consignar 50 euros en la cuenta del Juzgado.

En el curso del recurso de apelación una vez aceptado, se dará traslado a la parte apelada para que si así lo considera oportuno formule oposición en el plazo de 10 días hábiles.

Tipo de divorcios
Demanda de divorcio contencioso y amistoso

Tipo de demanda de divorcio de mutuo acuerdo:

El divorcio de mutuo acuerdo tanto, judicial como notarial, es aquel divorcio voluntario realizado con el consentimiento de ambos cónyuges, plasmando los pactos que tengan por convenientes en un convenio regulador que será presentado en el Juzgado o notario —uno u otro, en ningún caso ambas vías— junto con el resto de los documentos necesarios cumpliendo los requisitos de divorcio.

Las partes se ratificarán en el convenio y recibirán la Sentencia, Decreto o Escritura de divorcio, procediendo el Juzgado o la notaría de oficio a inscribir el divorcio en el Registro Civil como nota marginal a la inscripción del matrimonio.

A partir de entonces podrán volver a casarse. Una vez que se ha declarado el divorcio, las partes no tienen que encargarse de la inscripción en el Registro Civil, sino que se encarga de ello el Juzgado o notario por imperativo legal.

En un proceso de divorcio ante notario los cónyuges recibirán la escritura de divorcio.

En un divorcio ante el Juzgado, sin hijos menores ni incapaces, el decreto del letrado de la administración de justicia; y en los que sí existan hijos mejores o incapaces la sentencia del juez.

No es que una vía o resolución tenga más o menos valor que otra, sino que cada tipo de procedimiento y vía tendrá técnicamente un cauce legal y un formalismo jurídico concreto.

A los cónyuges que van a separarse o divorciarse esas cuestiones en la práctica les son indiferentes, pues cuentan con la misma validez.

Es posible que un procedimiento inicialmente contencioso se transforme a mutuo acuerdo.

Un procedimiento de mutuo acuerdo, en cambio, no puede transformarse a contencioso.

En todo caso, si no se continúa con el proceso, este se archiva y cualquiera de las partes puede optar por la iniciación del proceso contencioso presentando la correspondiente demanda.

En el divorcio de mutuo acuerdo no hay juicio ya que las partes están conformes desde el inicio y no hay ninguna postura que confrontar ni discutir, comparten abogado y procurador en su divorcio.

El tipo de demanda de divorcio de mutuo acuerdo es la deseable y recomendable, cuando por desgracia la crisis matrimonial es definitiva.

Demanda de divorcio de mutuo acuerdo a instancia de uno de los cónyuges con el consentimiento del otro:

Dentro de los procedimientos de mutuo acuerdo caben dos posibilidades: la tradicional demanda iniciada por ambas partes de mutuo acuerdo, o aquella que se interpone a instancia de una sola de las partes con el consentimiento de la otra.

En esencia se trata de un divorcio de mutuo acuerdo, pero existen matices y diferencias que se pasan a exponer brevemente a continuación:

Análisis procesal:

Procesalmente la parte demandante serán uno o ambos cónyuges en cada caso.

Toda parte demandante (o demandada) en un proceso de derecho civil debe otorgar el correspondiente poder de representación de procurador, ya sea judicial apud acta o poder general para pleitos ante notario.

Por lo tanto, en el caso de que la demanda se inicie por uno de los cónyuges solo este deberá de realizar el poder; mientras que si la demanda es presentada conjuntamente por ambos cónyuges, ambos deberán de otorgar el correspondiente poder.

Esto supone peculiaridades prácticas. Por ejemplo, en los casos en los que cada cónyuge reside en una ciudad de España diferente y no quieran o puedan desplazarse al mismo Juzgado para la ratificación se puede pedir exhorto judicial.

El exhorto constituye un requerimiento de un Juzgado a otro, como puede ser en los casos en los que se presente la demanda en el Juzgado competente por el domicilio de uno de los demandados para que después de la admisión a trámite y ratificación de uno de los cónyuges, se remitan los Autos al Juzgado competente por el domicilio del otro cónyuge.

En estos casos se pude interponer una demanda a instancia del cónyuge que reside en el partido judicial en el que se presenta la demanda, con el consentimiento del otro al que se le remitirán los Autos al partido judicial de su residencia para que firme con posteridad.

El requisito para la admisión a trámite y, por tanto, para poder ratificar, es que se haya firmado el poder del procurador de la parte demandante. De esta manera se evitan trámites y desplazamientos innecesarios.

Análisis profesional:

Profesionalmente: Para todo divorcio es preceptiva la intervención de abogado y procurador en ejercicio.

En función de cómo se formule la demanda el cliente será uno o ambos cónyuges.

Esto supone, por ejemplo, que ambos o uno solo de los cónyuges devengan obligados al pago de la minuta profesional.

Según el código deontológico de abogados y procuradores, el profesional que defienda los intereses de un determinado cónyuge no podrá ir en su contra en procedimiento posterior.

En este caso es importante delimitar si el profesional actúa en nombre y defensa de uno o de ambos cónyuges.

Es necesaria la intervención de al menos un abogado y procurador, pero no existe impedimento en que cada cónyuge acuda con sus propios profesionales, o incluso con varios, esto es algo atípico pero que sí se produce en ocasiones abonando innecesariamente mayores minutas profesionales.

En ocasiones uno de los cónyuges solicita abogado y procurador de oficio y le es asignado de manera individual para tramitar el divorcio de mutuo acuerdo.

Se nos ha repetido en innumerables ocasiones que nos llama el otro cónyuge (el que no ha pedido ni le han concedido el abogado y procurador de oficio) indicando que el abogado y procurador de oficio de su cónyuge le pide el pago de la minuta si quiere tramitar el divorcio con él.

Pues bien, en estos casos se tiene la posibilidad de contratar otro abogado o si existe acuerdo entre las partes, tramitar un proceso de divorcio a instancia de uno de los esposos (el que cuenta con abogado y procurador de oficio) con el consentimiento del otro. En este caso el otro cónyuge no llegará a ser cliente del abogado y procurador y por tanto no tendrá minuta alguna que abonar y podrá tramitar el divorcio con los mismos efectos jurídicos que un divorcio de mutuo acuerdo tradicional.

Análisis personal y emocional:

Ámbito personal y emocional: En los procedimientos de derecho de familia se mezcla lo jurídico con lo emocional. Jurídicamente es indiferente que el proceso se interponga a instancia de ambos cónyuges o de uno de ellos con el consentimiento del otro, salvando las diferencias procesales ya expuestas.

A pesar de ello, hay personas que en su fuero interno diferencian el pedir ambos el divorcio de mutuo acuerdo de la petición de uno solo de los cónyuges con el mero consentimiento del otro.

Consideran que así consta que ellos no han querido pedir el divorcio y se han limitado a consentirlo. No tiene ningún tipo de efecto legal, pero hay personas que desean que así conste, normalmente es para que quede constancia de que ellas no querían divorciarse.

Hemos llegado a tener en el despacho un matrimonio que necesitaba y quería divorciarse sin ningún tipo de controversia, excepto que se hiciera constar que uno había dejado al otro, y viceversa. No tiene sentido.

Los tipos de demanda de divorcio y separación

Publicación relativa a los tipos de demandas de divorcio y separación matrimonial en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.