Trucos antes y después de divorciarse

Trucos antes y después de divorciarse:

¿Existen trucos antes durante y después de divorciarse?

Como tal no hay trucos ni secretos, lo que sí que hay son cuestiones recomendables y pautas que nos pueden ayudar a tramitar un buen divorcio sano y constructivo.

De igual manera existen malas prácticas que pueden hacer que divorciarse se convierta en un calvario insufrible sin necesidad.

Por ello es muy importante que tanto los cónyuges como el profesional que se encargue del proceso mantengan la actitud adecuada.

Para nosotros lo más importante es el respeto mutuo, pues fruto del divorcio se podrá mantener una cordialidad en torno

No culpabilizar ni reprocharse:

El gran obstáculo a superar en gran parte de los procesos de familia es la tendencia a la culpabilidad y reproches de los cónyuges.

No debemos de culpabilidad ni reprocharse las cuestiones personales, sentimentales o emocionales.

No estamos por desgracia en un momento de continuidad sino de finalización de una etapa para comenzar otra.

Es normal tener resentimientos, pero debemos de intentar dejarlos a un lado las disputas de pareja y no culpabilidad ni reprocharse, sencillamente centrarse en regular la separación de un modo justo y razonable.

Estar correctamente asesorados:

Estar correctamente asesorados puede suponer que un divorcio sea justo para ambos cónyuges, o de lo contrario que se corra el riesgo de imposiciones o situaciones injustas.

Es importantísimo que ambos cónyuges antes de divorciarse sepan sus derechos y obligaciones.

Existen cónyuges que tienen muy pocas dudas y otros que tienen constantemente dudas por cualquier cuestión por pequeña que sea.

El divorcio debe moldearse como un traje a la medida a las necesidades familiares y para ello es imprescindible un correcto asesoramiento de un abogado de confianza, preferentemente especializado en derecho de familia.

El bien jurídico prioritario son los hijos:

En un proceso de familia el bien jurídico más digno de protección afortunadamente son los hijos, incluso por encima de los intereses de los padres, se debe de velar por encima de lo demás por la búsqueda de aquello que sea más beneficioso para los niños.

La custodia compartida es preferente desde 2013 y además es es sistema más justo en los casos en los que los progenitores son idóneos, no necesariamente perfectos, pero sí que pueden atender adecuadamente a los hijos comunes.

No hay grandes trucos, pero sí pautas que nos pueden ayudar a que divorciarse sea menos doloroso y en definitiva que se pueda tramitar de manera integrativa.

Trucos para un buen divorcio amistoso

Trucos antes de divorciarse:

¿Trucos antes de divorciarse?

Antes de divorciarse el mejor consejo es que piense bien la trascendencia de la decisión que supone el divorcio.

Hay matrimonios que no son felices ni quieren mantener su matrimonio, pero que nunca se deciden a tomar la decisión y acaban alargando un matrimonio insatisfactorio.

Otros matrimonios optan por un divorcio precipitado sin haber sopesado bien tal decisión y corren el riesgo de equivocarse.

El divorcio no es un drama, el drama se puede provocar por un mal divorcio y es por ello que si pasado el tiempo los cónyuges divorciados quieren volver a retomar la relación, nada impide que puedan volver a hacerlo ya sea como pareja, pareja de hecho o incluso volviéndose a casar.

Un consejo, recomendación o truco también puede ser tratar de hablar todo lo que esté relacionado con el divorcio en momentos adecuados.

  • Evidentemente será un error tratar de proponer el divorcio a un cónyuge en un momento de discusión  o en un momento en el que hayan más personas presentes y no se pueda hablar con intimidad y libertad plena.
  • Un buen momento será aquel en el que los dos estén relajados y exista un clima positivo para la comunicación. Por ejemplo, tomando un café o en un día festivo o de fin de semana que no hay prisas de la vida cotidiana… etc.

Aprender a casarse y divorciarse sin trucos ni mentiras debería de ser la prioridad para tomar decisiones libres y conscientes fomentando el mejor clima para que se tome la decisión que se tome, no se pierda el equilibrio individual ni compartido.

Casarse y divorciarse sin trucos.

Trucos durante el divorcio:

Durante la tramitación del divorcio tendemos a percibirlo todo desde nuestro punto de vista, pero también debemos de tener la empatía suficiente como para ponernos en la medida de lo posible en el lugar del otro.

Los trucos durante el divorcio no son propiamente trucos, sino cuestiones que nos ayudarán a llevar mejor la gestión del proceso:

  • No crear situaciones de conflicto.
  • Evitar palabras o formas de hablar que puedan tener doble sentido o puedan incomodar.
  • Mantener la comunicación pero sin la una confianza emocional que pueda dar pie a pensar que la relación no se ha roto.
  • Dejar claro aquello que para nosotros es importante y aquellas cuestiones que no tienen la misma importancia para nosotros. De esta manera será más fácil llegar a los grandes y pequeños acuerdos necesarios para tramitar la separación.
  • Reducir la tensión en todo lo posible para que ambos puedan llevar a cabo el divorcio desde una postura de confianza y relajación.

Trucos después de divorciarse:

¿Trucos después de divorciarse?

  • Evitar conflictos.
  • De existir algún conflicto, tender a ceder en todo aquello que sea posible.
  • En caso de que no nos guste algo de nuestra expareja, fomentar la comunicación, no hacer lo mismo pues se puede llegar a justificar verdaderos ataques recíprocos que acaben en situaciones límite.
  • Evitar ser intransigentes en el cumplimiento de los pactos postmatrimoniales.
  • No debemos de exigir el cumplimiento de la sentencia o convenio regulador a la primera de cambio, sino tratar de buscar en todo momento la mejor opción de organización para la familia.

Un matrimonio no es un juego y un divorcio tampoco. No hay que utilizar trucos sino ser lo más claro, sincero y maduro posible para que con el respeto adecuado no se pierda la esencia de toda relación sentimental, portarse bien con el otro y compartir lo mejor de la vida de cada uno delo cónyuges.

Cuando no es posible mantener y continuar con el proyecto común, se debe de afrontar con generosidad con independencia de qué cónyuge quiere divorciarse y las causas que hayan detrás.

La palabra truco hace referencia a dar una apariencia diferente a la real para provocar una reacción concreta en el espectador. En este caso nada debe de ser un truco y todo debe de ser real para que sin ningún tipo de distorsión ambos cónyuges puedan tomar la decisión consciente y libre que consideren más justa y adecuada a las circunstancias.

Ello permitirá que la ruptura sea menos dramática y tormentosa y en definitiva que ambos puedan retomar sus respectivas vidas individuales y mantener no obstante la máxima cordialidad mutua.

Hay relaciones que son simuladas y ficción y acaban en rupturas en las que ninguno de los miembros entienden bien lo que ha ocurrido.

Hay que ser realistas lo más transparentes posible para disfrutar de lo bueno compartido y reducir en todo lo posible lo malo.

Casarse y divorciarse sin trucos, ni antes, ni durante ni después, solo respeto, conciencia y libertad para no vivir en una mentira sino construir una realidad juntos, o separados, pero en la medida de lo posible, felices.

Trucos antes de divorciarse

Trucos antes, durante y después divorciarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.