Preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso

Preguntas que se hacen en un juicio de divorcio contencioso:

Son preguntas que se repiten con frecuencia en nuestro despacho de abogados pues una de las partes que más agobia a las personas que se enfrentan a un juicio de separación o divorcio, es el acto del juicio y muy concretamente el interrogatorio de las partes.

Qué preguntas me pueden hacer en un juicio de divorcio
Preguntas del juicio de divorcio

Para que a uno de los cónyuges se le pregunte en el juicio de su divorcio, deberá de haber sido solicitado su interrogatorio por el abogado contrario o el Ministerio Fiscal (el Fiscal interviene en divorcios con menores o incapaces).

Hemos de entender que nuestro propio abogado no puede pedir nuestro interrogatorio por lo que es posible que si no es solicitado no podamos hablar en nuestro juicios de divorcio y es por ello que es tan importante contratar un buen abogado experto en derecho de familia.

No debemos de confundir el interrogatorio de las partes (cónyuges) con posibles testigos que podrán realizarse en el acto del juicio y a los que los abogados podrán preguntar si su intervención es propuesta por alguno de los abogados o Minsiterio Fiscal y aceptados como procedentes por el juez.

¿Qué tipo de preguntas se hacen en el juicio de separación o divorcio?

Las preguntas siempre tendrán relación con los hechos controvertidos que son aquellas cuestiones que se están solicitando entre las partes con peticiones diferentes. Son aquello en lo que las partes no están de acuerdo y que son el objeto del pleito.

Por ejemplo la declaración de la separación o el divorcio no es hecho controvertido pues no existe posibilidad de oponerse a dicha petición por parte del cónyuge demandado.

Por ejemplo, hechos controvertidos que por tanto podrá ser preguntado en el interrogatorio del juicio de divorcio son: Guarda y custodia de los hijos, régimen de visitas, pensión de alimentos, atribución del uso y disfrute del domicilio familiar, pensión compensatoria entre esposos… etc etc.

¿Pueden preguntarme cualquier cosa?

Sólo se pueden hacer preguntas en relación a los hechos controvertidos y dentro de los hechos controvertidos tendrá que ser una pregunta útil y necesaria para que el juez pueda resolver la cuestión.

Por ejemplo, si se está discutiendo la pensión de alimentos de los hijos, será relevante preguntar por los ingresos de las partes, por sus gastos, por las necesidades de los hijos.. etc, pero será del todo improcedente y no se admitirán preguntas como por ejemplo si tiene nueva pareja, a qué dedica el tiempo libre, qué trabajo tenía años atrás o si le ha comprado o dejado de comprar un regalo al niño por su cumpleaños pues son cosas indiferentes y no necesarias para resolver el hecho controvertido.

¿Pueden preguntar sobre temas íntimos sentimentales o infidelidades?

No, el interrogatorio suele ser muy rápido (unos 5 ó 10 minutos aunque puede ser más si fuera necesario y el juez así lo admitiera) y sólo versa sobre cuestiones útiles para resolver los hechos controvertidos y en ningún caso intimidades tales como motivos de la ruptura, posibles infidelidades o deslealtades, relaciones íntimas… etc etc.

Si se podrá preguntar aquellas cosas que guarden relación con algún hecho controvertido aunque pueda ser íntimo pero dependerá de si el juez entiende que es preceptivo o no, pues existe una delgada linea que hará que se acepte la cuestión por procedente o no se acepte la pregunta por ser improcedente.

Miedo a las preguntas del juicio de divorcio

Miedo a las preguntas del juicio de divorcio:

No hay que tener miedo a las preguntas que nos puedan hacer en el juicio pues en España normalmente antes de la celebración del juicio ya tenemos por escrito las peticiones de la otra parte.

Existen excepciones como es la del juicio de medidas provisionales donde la parte demandada no contesta por escrito sino que la contestación se realiza en el momento del propio juicio.

A pesar de ello, normalmente sí que tenemos demanda y contestación a la demanda antes de la celebración del acto del juicio por lo que se podrán conocer los hechos controvertidos y podremos preparar con nuestro abogado las dudas concretas que se espera que podrán formularse en la vista judicial.

En el caso de que intervengamos y seamos interrogados en primer lugar contestaremos a las preguntas del otro abogado y Ministerio Fiscal y en su caso también por el juez, y en último término podremos contestar a las preguntas de nuestro propio abogado.

Es por ello que no tiene sentido preparar preguntas y respuestas pues no es un examen, no sabemos cómo nos van a formular la preguntas, pero sí podemos saber sobre qué temas nos podrán preguntar y podremos preparar la contestación de cada temática.

No hay que tener miedo a las preguntas del juicio pues es una oportunidad en la que podemos defender nuestros derechos y obligaciones y que debemos de aprovechar.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 15 Promedio: 4.9)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.