Problemas de convivencia en familia abogados consultas gratuitas

Problemas de convivencia familiar matrimonio separación y divorcio

Problemas de convivencia familiar

Son muchas las familias con problemas y dificultades de convivencia que en algunos casos se pueden superar y en ocasiones son tan graves que no existe posibilidad de conciliar soluciones por haberse degradado  excesivamente las relaciones y haber llegado a situaciones límite.

Toda familia debe de tratar de basarse en el amor, el cariño y respeto y mantenerlo de manera saludable y amistosa con independencia de cualquier problemas de convivencia y de la situación familiar de los esposos: Casados, separados o divorciados.

Problemas de convivencia

Es muy importante tener en cuenta ambas situaciones muy diferentes.

  • En los casos en los que los problemas de convivencia familiar puedan superarse lo más importante será acercar las posturas de cada uno de los miembros de la familia para que se tienda a la unión y se vayan limando esas pequeñas y grandes dificultades de la convivencia. Un gran apoyo siempre será la posibilidad de recibir apoyo de terapia familiar psicológica.
  • Para el caso de que las relaciones familiares se han enrocado tanto que no sean conciliables, una buena opción es centrarse en una separación o divorcio a tiempo de mutuo acuerdo para que la organización familiar se pueda establecer de manera justa y equilibrada para todos los miembros de la familia, de manera inclusiva y no excluyente de ninguno de los miembros. En ocasiones el acuerdo de separación o divorcio no es posible por haber sometido a la relación familiar a más presión de la que puede aguantar, lo que suele ocurrir en muchos casos por haber alargado en el tiempo excesivamente una mala convivencia.

Problemas de convivencia matrimonial

Para nuestros abogados es importante valorar si los problemas de convivencia familiar pueden ser leves, severos o graves y si sin esporádicos o mantenidos en el tiempo o repetidos de manera cíclica.

Todo debe de valorarse, de manera que no suele ser lo más correcto alarmarse por un problema de convivencia leve y esporádico, ni acostumbrarse a aguantar problemas graves o muy graves de convivencia que además puedan repetirse o mantenerse en el tiempo.

Un matrimonio no es algo bueno o malo, al igual que una separación o divorcio. Todas son situaciones familiares valiosas establecidas libremente a instancia de los propios esposos que son los que en cada momento van decidiendo cuál es su estado civil y relación sentimental y familiar.

Problemas de convivencia matrimonial

Problemas de convivencia separación y divorcio

Algunos matrimonios acaban tomando la decisión de tramitar una separación o divorcio después de haber convivido y constatado que no quieren mantener la relación ya sea por haber comprobado como la convivencia no es como hubieran deseado o por haber dejado de quererla tal y como es.

Las personas debemos de tomar decisiones libres y conscientes. Al igual que dos personas pueden decidir casarse y comenzar un proyecto de vida juntos, puede decidir uno o ambos tramitar la separación o divorcio de su matrimonio.

No hay parejas ni matrimonios perfectos, por lo que siempre existirán fricciones y problemas de convivencia en separación y divorcio y lo que habrá que tratar es de superarlos y mantener la relación por considerar que sigue mereciendo la pena, o en su defecto optar por la separación o divorcio a tiempo, antes de que la relación se deteriore como un globo al que se le somete a mayor presión de la que puede soportar y acaba estallando.

Toda convivencia supone un reto, pero no por existir problemas se debe de optar por la separación o el divorcio, pues en cualquier relación posterior probablemente también existirán similares dificultades.

Una mala convivencia no sólo puede deteriorar la relación sino que de existir hijos comunes, puede ser un mal ejemplo a seguir para estos. De tratarse de un divorcio sin hijos la separación será más sencilla, pero en ocasiones cuando existen niños es necesario que la organización familiar proteja adecuadamente a los hijos, lo que con problemas de convivencia debe de hacer necesariamente que los progenitores sean respetuosos y guarden las formas por encima de todo.

Problemas de convivencia en familia: Matrimonio, separación y divorcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.