Liquidación de gananciales

Diferencia entre disolución y liquidación de sociedad de gananciales

Diferencia entre disolución y liquidación de la sociedad de gananciales:

La sociedad de gananciales como ya hemos dicho estará vigente desde el momento en el que se inicie, ya sea con el matrimonio o con las capitulaciones matrimoniales que la establezca y está vigente hasta su disolución.

Disolución de sociedad de gananciales:

Reparto y adjudicación de bienes en disoluciones de bienes matrimoniales
Disolución de gananciales

La disolución se puede producir con la separación, el divorcio, las capitulaciones matrimoniales que cambien a otro régimen económico matrimonial o el fallecimiento de alguno de los cónyuges.

Por eso, aunque nos separemos o divorciemos y la sociedad de gananciales se disuelva, podemos tener un patrimonio de bienes y deudas gananciales que están sin liquidar o, lo que es lo mismo, que pertenecen a la sociedad de gananciales, pero no individualmente a ninguno de los cónyuges.

Pertenecerá individualmente a los cónyuges una vez que se realice la oportuna liquidación de sociedad de gananciales, que es el acto por el que los cónyuges se reparten y adjudican los bienes y deudas gananciales.

Liquidar sociedad de gananciales:

Liquidación de gananciales
Liquidar gananciales

Liquidar la sociedad de gananciales no es obligatorio, sino que puede realizarse de mutuo acuerdo o en su defecto por la vía contenciosa a iniciativa de cualquiera de los cónyuges.

La disolución de la sociedad de gananciales supone la finalización de periodo de su vigencia.

Dijéramos que desde que nace hasta que finaliza la sociedad de gananciales vamos metiendo en un saco ganancial los derechos, bienes y cargas que vamos contrayendo y, cuando termina la sociedad de gananciales, cerramos ese saco ganancial, y ya los derechos y obligaciones futuros serán de titularidad del cónyuge que los contraiga.

A pesar de haber disuelto la sociedad de gananciales, los bienes y cargas gananciales que están dentro de ese saco estarán sin liquidar o, dicho de otra forma, sin valorar, repartir y adjudicar a cada uno de los cónyuges.

Liquidación de sociedad de gananciales contencioso:

El proceso contencioso de liquidación de sociedad de gananciales es horrible, de los peores y más injustos que existen en derecho.

En él se valora todo aquello que ha ido construyendo en un matrimonio, en muchos casos desde la confianza sentimental y la ignorancia de derecho. Se producen verdaderas injusticias.

Hay ocasiones en las que no hay bienes ni deudas que liquidar o los que existen se reparten de mutuo acuerdo sin mayor complicación.

Por ejemplo, si lo único que tienen en un matrimonio es dinero será tan fácil como repartirlo de la manera que consideren oportuno sin tener que hacer ningún tipo de procedimiento.

Eso sí, convendrá dejar constancia por escrito ya sea en el divorcio o en un documento posterior.

El patrimonio ganancial es dinero que ya ha tributado y está exento fiscalmente, de manera que por el reparto y adjudicación de bienes gananciales los cónyuges no tendrán que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Juicio de liquidación de sociedad de gananciales:

Liquidar pasando por un juicio
Juicio de liquidación

Un juicio de liquidación de sociedad de gananciales contencioso puede demorarse años en su tramitación en un Juzgado. Es un procedimiento complejo en el que inicialmente se debe realizar una formación de inventario para posteriormente valorar y adjudicar los bienes.

Muchas veces se tienen que contratar peritos que encarecen innecesariamente la liquidación.

No es obligatorio el perito, sino necesario en aquellos casos en los que las partes no se ponen de acuerdo en el valor de los bienes.

Lo más razonable sería buscar un valor justo de manera consensuada, pero tenemos la tendencia natural de valorar con un gran precio aquello que queremos que se quede la otra parte y con un menor precio aquello que pretendemos quedarnos nosotros pues, evidentemente el resultado final nos va a ser más favorable.

En una liquidación de sociedad de gananciales se incluirán los bienes y cargas existentes en el matrimonio sumando los derechos en el activo y pasivo de la sociedad de gananciales respecto de cónyuges y otras posibles terceras personas, para liquidarlo por mitades.

Mucho tiene que merecer la pena lo que se está discutiendo como para tener que entrar en un litigio de liquidación de sociedad de gananciales.

Liquidación de sociedad de gananciales amistosa:

En mi despacho, salvo casos muy excepcionales, solo los gestionamos de manera amistosa predisponiendo a las partes al entendimiento y ofreciendo un lugar en el que poder mediar a sabiendas de que no se realizará proceso de liquidación contencioso en contra de ninguna de las partes.

Hay mucho abuso en algunos casos por parte de los cónyuges que tienen el uso de un inmueble común, que no muestran un interés real de liquidar y a veces solo quieren ganar tiempo haciéndoselo perder a la otra parte.

Liquidación de bienes amistosa
Liquidación amistosa

Lo recomendable, siempre y cuando sea posible de una manera mínimamente razonable, es la cesión en las pretensiones iniciales para obtener de manera rápida, fácil e inteligente el reparto de los gananciales y evitar los gastos, enfrentamientos y riesgos de un juicio, que en muchos casos son mayores a lo que se está discutiendo.

Los principales beneficiados de un juicio de liquidación de sociedad de gananciales indiscutiblemente somos los profesionales.

Es una pena que después de que una familia haya estado trabajando y ahorrando el dinero que le ha permitido tener una casa, coche o unos ahorros, pierda una buena parte ello en un pleito innecesario.

¿Qué profesionales hacen falta para la tramitación de un procedimiento de liquidación? Judicialmente será necesario abogado y procurador.

En muchos casos, cuando no se ponen de acuerdo las partes, se deben nombrar otros profesionales como son los peritos o los contadores partidores.

Notarialmente no será necesaria la intervención de ningún tipo de profesional, ni abogado ni procurador, más allá del notario que da fe.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.