Divorciarse a los 40 lo que nadie te cuenta

Separarse a los 40 lo que nadie te cuenta

Separarse a los 40 años no debe de suponer ningún tipo de limitación en atención a la edad, pues en definitiva cada relación familiar es diferente y también lógicamente su ruptura.

Es por todos conocida la crisis de los 40 en la que además coincide que se producen gran parte de los divorcios y separaciones. A continuación detallaremos cuestiones muy importantes a tener en cuenta para separarse a los 40, lo que nadie te cuenta de una manera clara y consideramos que se debe de enfocar desde un punto de vista más práctico que teórico.

Separarse a los 40 lo que nadie te cuenta es que es un cambio de vida por dejar de estar con la persona que hemos dejado de querer mantener en nuestro proyecto común, pero también supone dejar de compartir gran parte de lo bueno de esa pareja.

Separarse a los 40 con hijos

En una separación a los 40 con hijos confluyen múltiples factores:

  • Al tener hijos es necesario seguir  teniendo relación con nuestra expareja.
  • Se tiene una edad en la que una persona se puede sentir muy mayor para unas cosas y muy joven para otras.
  • Coincidir con una posible crisis de los 40 puede ser determinante.
Separación matrimonial a los 40
Separarse a los 40 lo que nadie te cuenta

Separarse a los 40 con hijos posibilidades de volver

Separarse a los 40 con hijos supone un reto, pues hay que compatibilizar los cuidados y atenciones de nuestros hijos, con la vida profesional tanto en el horario como en la administración de nuestros gastos e ingresos y la incertidumbre sentimental.

Esto nos pues hacer dudar de si lo mejor pudiera ser volver a retomar la relación y estar juntos. Una cuestión muy diferente es que haya posibilidades de volver, si la vuelta sería viable y si ambos cónyuges querrían retomar la relación.

Lo que hay que prevenir es el daño familiar de los menores derivado de que niños sin convenio regulador que regule las medidas paternfiliales se vean afectados por la discordia de su familia.

No se puede generalizar, pero de no realizar cambios estructurales en la pareja o matrimonio que decide separarse a los 40 y tiene hijos, lo más frecuente es que después de un tiempo breve surja la necesidad definitiva de separarse.

Las segundas vueltas no suelen ser buenas a no ser que se haya aprendido de la experiencia y mejorado nuestra relación sentimental desde la autocrítica, el amor y la confianza mutua.

Abogados de Divorcionetas

Separación a los 40 años

Una separación a los 40 en el siglo XXI supone un reto de viabilidad, pues en ocasiones existe una dificultad inicial de costear el proceso de divorcio, pues hay matrimonios y parejas que llevan años retrasando la tramitación del proceso por considerar que no podrían costearlo, así como a medio plazo poder costear vidas por separado sin que suponga una preocupante reducción de la calidad de vida.

Esto es debido a que la sociedad está muy asfixiada económicamente, pues los ingresos están muy ajustados para hacer frente al coste de vida, especialmente con la subida de precio e inflación del año 2022.

Testimonio de cliente:

«Llevo años queriendo divorciarme pero sin poder hacerlo por no poder pagar los costes del proceso con los precios que me han informado y llevamos años haciendo vidas por separado sin poder hacer los papeles»

Crisis matrimonial a los 40

La crisis matrimonial a los 40 es recurrente y además de un tópico social, las cifras evidencian una realidad, muchos matrimonios deciden divorciarse a partir de los 40.

Sobre todo se producen las crisis matrimoiales a los 40 en matrimonios que llevan muchos años juntos, en un gran porcentaje matrimonios que llevan más de 15 años y que por desgracia no han podido mantener un matrimonio que siga siendo deseado por ambos cónyuges, por el desgaste del paso del tiempo.

Alos 40 años parece que una persona se replantea su vida y es una fase de cambio en la que muchas personas tienen dudas de si la vida sentimental que tienen es la que quieren y en esas dudas muchos optan por la ruptura, algunas acertando su decisión y otras precipitándose por sentirse abrumados por el paso de los años y la confluencia de agentes externos: Preocupaciones económicas, de trabajo, de los hijos, problemas de salud, personales… etc.

Rehacer tu vida a los 40

Rehacer la vida es posible a cualquier edad, pero a los 40 parece que es muy complicado, cuando debería de ser sencillo, pues se es joven como para retomar de nuevo con proyecto sentimental futuro.

Da miedo el salto al vacío que puede suponer el divorcio o separación a los 40, pues en la sociedad que vivimos con la mochila que venimos soportando de nuestra vida anterior en ocasiones parece que es muy pesada. Pero siempre existe la posibilidad de empezar de cero con una persona que merezca la pena, lo que en gran medida depende de la propia actitud de la persona que después de la separación quiera rehacer su vida en positivo de manera constructiva y saludable.

Divorciarse a los 40 lo que nadie te cuenta
Separarse a los 40

Separarse a los 40 con hijos, lo que nadie te cuenta, puedes compartirlo de manera anónima con los demás en comentarios que igualmente comentaran nuestros abogados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *