Padres separados que se llevan mal

Son muchos los padres separados que no se ponen de acuerdo en cada gran y pequeño detalle de la vida de sus hijos y se llevan tan mal que cada situación es un conflicto en potencia.

En ocasiones no es que tengan una mala relación después de la separación o el divorcio, es que también durante la relación existía una relación contenciosa y tensa.

Esto es insano para los hijos y en ocasiones aquello que ha provocado un gran conflicto realmente tiene una importancia mínima.

Los mejores trucos antes de divorciarse y separarse deben ser los de mantener las formas y el respeto. Si no se llega a deteriorar la relación hasta el punto de que los padres se lleven tan mal que la comunicación y entendimiento sea inviable, los perjudicados serán los hijos.

Padres separados que no se llevan bien

Los padres separados no tienen que llevarse bien necesariamente en su relación interpersonal, pero al menos deben de mostrar una actitud conciliadora y de respeto en todo aquello que requieran los hijos comunes.

En un divorcio con hijos la prioridad no debe de ser satisfacer los intereses de los padres, sino cubrir y garantizar la protección del bienestar de los hijos menores que constituyen el bien jurídico más digno de protección en derecho de familia.

Para mejorar la relación entre padre separados habrá que estudiar y localizar el origen de la tensión familiar para tratar de prevenirla.

Si, por ejemplo, el origen de los conflictos son los reproches en relación a la nueva pareja de alguno de los esposos o cuestionar la valía de alguno de los progenitores o atacar o culpabilizar de cuestiones de la ruptura la mejor opción, es evitar hablar y tratar de esos temas en todo lo posible.

Abogado especialista en Derecho de Familia. Titular del bufete Abogados Cebrián & Asociados. Premio Nacional de Ley en Derecho de Familia 2020. Colegiado del ICAM 85.585.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *