Divorcio express amistoso por problemas con la bebida

Divorcio por problemas con el alcohol

Divorcio por problemas con el alcohol

Todas las adiciones provocan grave daño en las personas que lo padecen y también en su entorno y seres queridos. Separarse de un alcohólico es muy difícil. El alcohol tiene el gran problema es que está normalizado socialmente.

En muchos ámbitos es costumbre y está bien visto tomar una copa de vino, una cerveza o cualquier otra bebida alcohólica. Lo que puede ser un consumo moderado puede degradar en una adicción que no sólo perjudique la salud de la persona que lo padece, sino que además deteriore su entorno personal y familiar.

Son muchas las personas que han perdido su trabajo y medio de vida, propiedades, relación con amigos y entornos y hasta la familia. El divorcio por problemas con el alcohol es algo de lo que no se habla mucho, pero que el abuso del alcohol pueda suponer un problema tan grave como para perder tu pareja y la familia que en su momento se quiso tener, no es ninguna broma.

Beber y conducir por desgracia está demasiado normalizado en una parte de la sociedad, pero de esto no trataremos en este caso. Hay matrimonios con problemas que acaban desatándose cuando se acumulan otros. Esto ocurre cuando por ejemplo existen problemas de pareja y para evadirse de los mismos existe un problema de abuso de alcohol y demás drogas y sustancias estupefacientes.

Problemas por la bebida que hacen perder los papeles y pedir la separación matrimonial
Divorcio por culpa del alcohol

Divorcio por culpa del alcoholismo de mi pareja

El divorcio por culpa del alcoholismo de mi pareja por desgracia es más frecuente de lo que cabría pensar.

En ocasiones el motivo final y determinante, lo que se suele llamar «la última gota que ha colmado el vaso» no deja de ser el motivo aparente, pero en muchos casos detrás del desgaste inciden las adiciones y la más frecuente es la del alcoholismo.

El divorcio por culpa del alcoholismo de el marido o la mujer no debe de entenderse como una situación puntual, en muchos casos es una enfermedad que debemos de tratar para poder superarla. El primer escoyo que existe al respecto suele ser la reticencia de las personas alcohólicas a reconocer su problema y hacer el oportuno tratamiento para superarlo.

Divorcio con hijos y madre o padre alcohólico:

Una situación muy delicada se produce en los casos de divorcio con hijos cuando la madre o el padre son alcohólicos. En este caso ya no es el problema de disolución del matrimonio y ruptura de pareja, el mayor problema es que cuando el matrimonio estaba junto se podía controlar más el comportamiento del otro progenitor al estar juntos, pero el gran cambio es que lo normal es que se establezca un derecho de visitas para el progenitor a pesar de su adicción o problema de alcoholismo.

Por ello es un tema tan delicado pues la prioridad del derecho de familia debe de ser proteger a los niños y por tanto evitar cualquier desprotección o daño fruto de estar al cuidado y responsabilidad del progenitor que padece el alcoholismo.

¿Qué podemos hacer para proteger a nuestros hijos?

Podemos hacer muchas cosas para proteger a nuestros hijos pero es una situación muy complicada. Debemos de estudiar caso por caso, tanto la gravedad de la adicción, frecuencia, ingesta y afección de la persona que tiene un problema con la bebida. Situaciones precedentes a tener en cuenta que nos pueden hacer entender cómo será su evolución de comportamiento futuro.

Igualmente es muy importante estudiar la edad de los hijos, su grado de madurez y su grado de vulnerabilidad infantil. De hecho también hay que estudiar si existen posibles problemas añadidos como otras adicciones, violencia o intimidación y cualesquiera posible riesgos añadidos para los menores.

Busque un buen abogado de familia, el mejor abogado matrimonialista será aquel en el que confié para algo tan importante como para asesorarse y proteger a su familia ya decidan estar juntos o separados.

Decisiones a tomar con un progenitor alcohólico:

En un divorcio con hijos, la prioridad es tratar de proteger a los hijos comunes tanto en la vida real como en el plano legal pidiendo las medidas de salvaguardas correspondientes y tratando en todo momento de poder tener pruebas de cada situación que pueda constituir un peligro para nuestros hijos.

Existen decisiones en el plano legal y en la vida real:

Decisiones en el plano legal

El el plano legal en primer lugar debemos de estar muy atentos a cualquier signo de peligro, recabando pruebas, si fuera preciso y posible incluso un detective que pueda acreditar el abuso de alcohol y otras sustancias. Hay que utilizar el sentido común, ni todo es grave ni todo es permisible. En cuanto tengamos indicios o señales de que existe riesgo para los niños acudir al oportuno proceso judicial.

Decisiones en la vida real

En la vida real si tenemos unos hijos comunes que por ejemplo se van a montar en el coche con el otro progenitor, si se considera que está influenciado por las bebidas alcohólicas, incluso impedir que se lleve a los niños y llamar a la policía para que en la medida de los posible (no es nada fácil) la Policía o Guardia Civil se preste a realizar un testo alcohólico o de drogas.

Las drogas se pueden detectar pasado el tiempo, pero el alcohol es de rápida eliminación y por tanto cualquier proceso judicial que trate de constatar el consumo de alcohol es muy complicado. Ayudará las personas que conozcan y presencien este problema para que se pueda ayudar a tomar las decisiones que protejan a los niños.

Divorcio express amistoso por problemas con la bebida
Separarse de un alcohólico

Separarse de un alcohólico

El alcoholismo es un problema muy grave, es una enfermedad y siempre tiene cura, necesitando voluntad de la persona que lo padece y todo el apoyo posible por parte del entorno. Separarse de un alcohólico o alcohólica puede ser muy complicado.

Separarse o divorciarse de un alcohólico o alcohólica de mutuo acuerdo no es fácil, pero nuestros abogados pueden intentar ayudarle. ¿Cómo demostrar alcoholismo de pareja en divorcios? No hay que acreditarlo para la petición, de hecho, al ser un problema grave, salvo que sea necesario por tener que proteger a los hijos comunes, se debe de mantener al margen del proceso en todo lo posible.

Para separase de un marido alcohólico o mujer alcohólica, busque ayuda. Si aún está a tiempo de salvar el matrimonio y merece la pena, inténtelo. Sino divórciese, pero en ambos casos desde el apoyo y la conciencia de que una persona que sufre adicción al alcohol está muy condicionado por esta enfermedad.

Abogado especialista en Derecho de Familia. Titular del bufete Abogados Cebrián & Asociados. Premio Nacional de Ley en Derecho de Familia 2020. Colegiado del ICAM 85.585.

12 comentarios en “Divorcio por problemas con el alcohol”

  1. Mi mujer me acusa de alcoholismo dice que tengo problemas con la bebida y queso va suponer que gane ella el divorcio. Eso es verdad?

  2. Buenas tardes:

    Hay que estudiar siempre cada caso concreto, pero depende mucho de cómo le diga que tiene problemas con la bebida, las circunstancias, el tono, si se realiza en privado o público.. etc. Cada situación puede ser muy diferente.

    Centrándonos en el plano legal, el alcoholismo o problemas con el alcohol no puede ser utilizado en su contra para pedir el divorcio, pues no es necesario alegar casa y por tanto será indiferente el motivo por el que se tome la decisión de separarse o divorciarse.

    El hecho de que pudiera tener problemas con la bebida si que podría ser objeto del pleito de divorcio si se considerara que afecta al cuidado de los hijos en relación a las medidas paternofiliales para proteger a los menores y establecer el sistema de custodia más beneficioso y garantista para los mismos. En casos de problemas graves con el alcohol si que podrían limitar los periodos de cuidado de los menores, pero en otras cuestión no puede afectarle en el sentido de beneficiar o perjudicar su proceso de divorcio.

    Siempre es mejor llegar a un acuerdo, puede contactar con nosotros cuando quiera, las consultas son gratuitas y podemos hacer las gestiones que sean necesarias para tratar de llegar a un entendimiento en la propuesta de separación o divorcio para que sea lo más justa y adecuada posible.

    Muchas gracias

  3. Mi mujer es alcohólica, no es la primera vez y en otras ocasiones ha intervenido el 112, y fuerzas y cuerpos del estado, me amenaza con denunciarme por malos tratos, tenemos en común una hija de 16 años la cual está sufriendo mucho hasta el punto de desear la muerte de su madre y vive un hijo de elle de 24 años que también está harto, Qué puedo hacer?

  4. Buenos días:

    Su situación es muy complicada y la mejor de todas las opciones sería conseguir que su mujer se trate, pero la gran dificultad en ese sentido es que al ser adulta, el tratamiento es voluntario (no se la puede obligar) de manera que lo que suele pasar en muchos casos es que no quieran recibir ayuda o de comenzar a recibirla, dejen las sesiones.

    Afortunadamente la hija menor ya tiene una edad que le permite tener madurez (sería mucho peor con una niña pequeña que sería más vulnerable). De no aceptar el tratamiento para superar la adicción y entender que es una enfermedad, las únicas opciones es aguantar la situación o la separación o el divorcio.

    Si la situación es mínimamente razonable y estando unidos se puede intentar sobrellavar y esperar a que entienda que necesita ayuda con el paso del tiempo. La otra opción es la separación o el divorcio, pero en ese caso al quedarse sola la esposa, puede existir un grave peligro para ella por no tener quien le ayude o acabar juntándose con personas inadecuadas que se puedan aprovechar de su adicción.

    Es una decisión muy muy muy personal y delicada. Traten de hablarlo con ella en sus buenos momentos y sea como sea, pueden plantearse recibir ustedes mismos ayuda psicológica para reforzarse y saber gestionar de la mejor manera la situación, pues es tan dura que cualquier ayuda es de vital importancia.

    Muchas gracias y mucha fuerza

  5. Mi marido esta en paro y en tto por alcoholismo con poco resultado.
    Tenemos un hijo de 4 años.
    Si me divorcio el dice que me quita el niño y que el juez decida.
    Yo quiero tener custodia ya que no esta capacitado para cuidarlo.
    Gracias.

  6. Buenos días:

    Los procesos de familia con menores en los que alguno de los progenitores tiene problemas con el alcohol son muy delicados.

    El padre tiene derecho a solicitar las medidas que considere oportunas para regular la vida del niño, pero usted en el caso de que exista un proceso contencioso va a tener la oportunidad de defender y acreditar la situación.

    Los problemas de alcoholismo son muy difíciles de demostrar, pero recabando posibles informes, asistencias a centro sanitario, testigos.. etc.

    La prioridad en estos casos es proteger al niño que con cuatro años aún es muy pequeño.

    Intente llegar a un acuerdo amistoso, no hay que enfocar el proceso de familia desde un punto de vista posesivo desde el punto de vista de padre ni madre, en muchos casos aumenta la angustia de ambos por entender que nos «quitan» el niño, y en ningún caso será así, habrá que regularlo de la manera más beneficiosa y garantista.

    Si quiere podemos ayudarle a asesorarse y realizar la propuesta de convenio regulador al padre. Mucho ánimo y fuerza

  7. Llevo 28 años de matrimonio y dos hijos mayores de edad, llevo luchando con un marido alcohólico desde siempre, ha pasado por dos pancreátitis y yo lo he intentado ayudar en todo, ahora no bebe a diario pero lo hace a menudo y es que cada vez le sienta peor el alcohol, porque lo transforma en un ser grosero e irrespetuoso con los demás. Yo estoy cansada y quiero dejar de vivir con esta intranquilidad. Podrían decirme que puedo hacer?

  8. Alberto García Cebrián

    Buenos días

    Sentimos mucho su situación. El alcoholismo es muy duro y difícil de sobrellevar para toda la familia. Si usted decide separarse o divorciarse no tendrá que dar ningún tipo de explicación, pues desde 2005 no existe causa de divorcio en España. Al tener los hijos mayores, para el caso de que no fueran independientes económicamente sí que se debería fijar pensión de alimentos y medidas para cubrir sus necesidades, de no ser así, si ya son independientes, no se establece regulación de los hijos.

    A los efectos de contratación si decidiera contratarlo con nosotros sería un divorcio sin hijos menores que de mutuo acuerdo y a tramitar en cualquier Juzagdo de España, tendría un coste de 100 euros por cónyuge incluyendo abogado, procurador e IVA.

    La documentación necesaria es certificado literal de matrimonio, de nacimiento de los hijos y de empadronamiento, deben de estar actualizado de fecha de expedición no anterior a 3 meses. Además el convenio regulador firmado por ambos que es el documento en el que se especifica toda la regulación. Tiene un plazo de tramitación en los Juzgados de 3 meses, también podría optar al no tener menores al divorcio ante notario que es rápido, tanto como tarde el notario en dar cita, es cuestión de días.

    Lo más importante es tomar la decisión libre y consciente y tratar de llegar a un acuerdo, nuestro despacho si quiere le puede ayudar gratuitamente y sin compromiso de contratación a mediar, las consultas son gratuitas y puede llamarnos a nuestro teléfono de contacto con toda confianza.

    La adicción al alcohol es un enfermedad muy dura y la decisión de separarse o divorciarse la tiene que tomar usted, cuente con nosotros para resolver cualquier tipo de duda legal. Mucho ánimo y fuerza

  9. Mi marido es alcoholico. Llevamosmjuntos 15 añosny tenemos 3 hijos de 11 12 y 4 años. Entre semana despues de trabajar se bebe como 2 litros de cerveza pero llega ya el viernes y es un no parar de beber desde q se levanta hasta q se acuesta creando mal ambiente familiar. Le da igual la alimentacion e higiene de sus hijos . Emborracharse delante de ellos. Y cuando le da por pomerse agresivo verbalmente le da por insultarme y gritarmr delante de los niños. Le da igual estar a su cargo y caer inconsciente por la noche un viernes mientras yo trabajo. Tiene 42 años y cada vez peor. Le intentado ayudar mil veces pero encima se enfada porque dice q le controlo lo q bebo y no le dejo.en paz. Ya no.puedo mas. Mi hhijo mayor sufre cua do me ve a mi sufrir. Esta semana santa hemos estado 7 dias en casa de mi padre y se ha tirado cada dia bebiendo desde q se levanta hasta q se acuesta y yo y mi hijo mayor con angustia todo el.dia pq se pone insoportable y la familia aguantandole sin tener necesidad solo pq es mi marido. Es un ejemplo pesimo de padre . Dice q no tiene un problema pq bebe cerveza y trabaja. Cada dia se bebe como 2 litros y llegado el.fin de semana como.6 litros cada dia. Aparte de fumar porros y muy de vez en cuando meterse alguna raya de cocaina. Cuando esta sereno me adora y cuando esta bebido me odia me insulta y me acusa de todo con sus paranoiaa

  10. Alberto García Cebrián

    Buenos días

    La situación es muy grave. El consumo de 6 litros de cerveza al día es una barbaridad, si se mezcla con cocaína o marihuana es más grave aún. De no tener hijos tal vez podría plantearse seguir así, pero si se pone agresivo y falta el respeto delante de los hijos y hay enfrentamientos, al no dejarse ayudar, lo más recomendable en casos tan graves es la separación o divorcio tratando que sea de mutuo acuerdo. El alcoholismo es una enfermedad al igual que las demás adicciones, al ser adulto, el principal problema suele ser que no se deja ayudar, en ese caso poco se puede hacer. Alejar y proteger a sus hijos de ese mal ejemplo es muy importante en la medida de lo posible, pero en ese momento no acaban las dificultades, pues al final es el padre de los hijos comunes y en los momentos en los que estuviera con ellos dentro de la separación o divorcio, también puede ser un gran problema si conduce con ellos con consumo de alcohol y drogas. Busque ayuda cuanto antes, tanto con abogados en el plano jurídico como a ser posible en el psicológico pues pueden tener tanto usted como los hijos perjuicios derivados de la convivencia en estas condiciones. Hay que dar la oportunidad y favorecer que su esposo supere la adicción, pero su novel de consumo es muy preocupante.

    Mucho ánimo y fuerza

  11. Mi marido era exalcolico y empezó a beber después de una recaids hace 9 años. Teniendo ahora otra recaida pero yá los niños tiene 17 años ( con discapacidad intelectual ) y mi otro hijo de 11 años, que antes no se daba cuenta de nada en su anterior recaida pero ahora desgraciadamente se dá cuenta de todo.El problema es que no puedo ayudarlo porque no quiere reconocerlo y cuando intento hablar con él se pone agresivo y no quiero que mis hijos vean tal agresividad verbal , y me acuesto toda la noche pensando que vá a hacer porque si le falta cerveza, sale por la noche por la puerta de la terraza al exterior y se vá a beber pero le ha dado 3 veces por ir a una discoteca de noche que es lo más cerca que tenemos a 3 km.,porque vivimos en una urbanización y no hay tiendas para comprar cervezas.Nunca ha hecho esto, pero lo ha hecho 2 noches y ha perdido la conciencia y en el móvil pagó en menos de 5 minutos 700€ por pago telefónico invitando a un grupo de chicos en la discoteca y se puso pesado con otro hombre y le dio unos golpes ( cabeza,muslo y abdomen). No confío en él y donde vivimos la casa es de sus padres y dejé mi trabajo hace 12 años para ayudar a mi hijo con discapacidad y me veo al límite con esta situación.Mi hijo con disparidad, mi otro hijo, una casa que es de sus padres y sin trabajo y èl emborrachandose y dependemos de él y acabarán echándole del trabajo si se entera de su adicción. Que puedo hacer??

  12. Alberto García Cebrián

    Buenas tardes

    Su situación es muy delicada. Hay que tener la esperanza de que supere la adicción y apoyarle, pero de momento la situación es muy grave. Sería muy positivo buscar ayuda en el entorno de amigos íntimos, su propia familia.. etc para intentar superar la situación, pero de no ser posible al menos tratar de ir a mediación o terapia de pareja, pero suelen tener mucha reticencia y es muy complicado que vayan a terapia y sobre todo que se mantengan en ella.

    Si decide separarse siempre hay opciones, pero el panorama no es fácil, pero si es una necesidad no tendrá otra opción que hacerlo, ojalá de mutuo acuerdo y en su defecto por lo contencioso si la situación lo hace necesario. Existe la posibilidad de pedir abogado de oficio o en su defecto abogado privado, pero tratar de reaccionar para que cambie la situación y no vaya de mal en peor. Si está en esas situaciones los hijos lo más normal y razonable es que se queden con usted y el padre aporte la pensión de alimentos, pero lo mejor sería de mutuo acuerdo, pero con una persona adicta al alcohol el proceso puede ser muy muy compliejo.

    Desde dentro puede ser muy muy complicado, lamentamos mucho su situación, mucho ánimo y fuerza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *